dimecres, 31 d’agost de 2011

Soneto XIII






Cuando en la noche te envuelven
las alas de tul del sueño
y tus tendidas pestañas
semejan arcos de ébano,
por escuchar los latidos
de tu corazón inquieto
y reclinar tu dormida
cabeza sobre mi pecho,
diera, alma mía,
 cuanto poseo,
¡la luz, el aire
y el pensamiento!


Cuando se clavan tus ojos
 en un invisible objeto
y tus labios ilumina
de una sonrisa el reflejo,
por leer sobre tu frente
el callado pensamiento
que pasa como la nube
del mar sobre el ancho espejo,
diera, alma mía,cuanto deseo,
¡la fama, el oro,
la gloria, el genio!


Cuando enmudece tu lengua
y se apresura tu aliento
y tus mejillas se encienden
y entornas tus ojos negros,
por ver entre sus pestañas
brillar con húmedo fuego
la ardiente chispa que brota
del volcán de los deseos,
diera, alma mía,
por cuanto espero,
la fe, el espíritu,
la tierra, el cielo


Gustavo Adolfo Bécquer


El poder de las palabras

Cuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra, y el Influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás. "Lo que usted dice no tiene ningún valor"- lo Interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza: "Cállate y siéntate, idiota, estúpido”.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias impresiones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y te dijo: "Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo".

El señor se calmó y le dijo al maestro: "Le entiendo, y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones".

El maestro te sonrió y le dijo: "Perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras te exalté, y con otras pocas le calmé"

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella. Tienen poder e influyen positiva o negativamente...

Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio. Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras; por lo que cuida tus palabras porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse, y cuándo el silencio es el mejor regalo para ti y para los que amas.

Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar.

Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido. Habla sólo cuando estés en paz. Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva.

Recuerda:

"Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca".

La ratonera

 
Cierto día un ratón, dispuesto a salir de su agujero en la pared, observó a los dueños de la casa, un granjero y su mujer, como se apresuraban para abrir un paquete que le habían enviado.

El ratoncito sintió una gran curiosidad por el contenido de dicho paquete y allí escondido se quedó mirando.

Quedó aterrorizado cuando descubrió el contenido, ya que era ¡¡una ratonera!!.

Corrió todo lo que pudo y salió de la casa gritando para advertir a todos los animales de la granja:

.-¡¡¡Hay una ratonera en casa, una ratonera, una ratonera!!!.

La gallina que estaba cacareando y picando algún que otro grano de trigo, levantó la cabeza muy tranquilamente y dijo:

.-Discúlpeme Sr. ratón. Yo entiendo que es un gran problema para usted y que se pueda poner muy nervioso, pero el problema es suyo y no entiendo el escándalo que está montando, a mí una ratonera no me perjudica para nada, vamos que no me importa...

El ratón viendo que en el corral no le hacían caso, se dirigió a un cordero que se encontraba tranquilamente saciando su sed y le dijo:

.-¡¡¡Hay una ratonera en casa, una ratonera, una ratonera!!!.

.-Discúlpeme Sr. ratón, usted con esos gritos me había asustado, no hay nada que yo pueda hacer, solamente pedir por usted. Quédese tranquilo que será recordado en mis oraciones.

El ratón se dirigió entonces a la vaca que se encontraba pastando y la señora vaca le dijo:

.-Pero ¿acaso yo estoy en peligro?. Pienso que no, es más ... estoy segura que no, ni ahora ni nunca...

Entonces el ratón volvió a casa, preocupado y abatido. Se metió en su boquetillo y pensó que tendría que andarse con muchísimo cuidado y afrontar el problema el solo.

Aquella noche, de pronto, se escuchó un gran barullo... como el de una ratonera atrapando a su víctima.

La mujer del granjero corrió para ver lo que la ratonera había atrapado. En la oscuridad de la noche, ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una cobra venenosa, y la cobra mordió a la mujer.

El granjero la llevó inmediatamente al hospital. Ella volvió con mucha fiebre y su marido decidió hacerle un buen caldo para mejorarla. El, cogió su hacha y se dirigió al corral para hacerse con el ingrediente principal de la sopa: la gallina.

Como la enfermedad de la granjera continuaba y no mejoraba, los amigos y vecinos fueron a visitarla. Para alimentarlos, el buen hombre decidió matar el cordero.

A los pocos días, la pobre mujer acabó muriendo y el granjero entonces, vendió la vaca para cubrir los gastos del funeral.

¿Sabéis quién se quedó sólo en la casa?
 
La próxima vez que escuches que alguien tiene un problema y creas que como no es tuyo, no le debes prestar atención ... piénsalo dos veces.
 


Estoy aprendiendo

Yo estoy aprendiendo.
Estoy aprendiendo a aceptar a las personas, aún cuando ellas me decepcionan.
¿Tú sabes amar?
Cuando huyen del ideal que tengo para ellas.
Cuando me hieren con palabras o acciones impensadas.
Es difícil aceptar a las personas como son, no como yo deseo que ellas sean.
Es difícil, muy  difícil, pero estoy aprendiendo…
Estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a escuchar, escuchar con los ojos y oídos, escuchar con el alma.
Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas.
Escuchar el mensaje que se esconde por entre las palabras superficiales.
Descubrir la angústia disfrazada, la inseguridad enmascarada, la soledad encubierta.
Penetrar la sonrisa fingida, la alegría simulada, la vanagloria exagerada.
Descubrir el dolor de cada corazón.
Poco a poco, estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a perdonar.
Porque el amor perdona, lanza afuera las tristezas, y cura las cicatrizes que la incomprensión y la insensibilidad grabaron en el corazón herido.
El amor no alimenta heridas con pensamientos dolorosos, no cultiva ofensas con lástimas y autocompasión.
El amor perdona, olvida, extingue todos los trazos de dolor en el corazón.
Paso a paso, estoy aprendiendo a perdonar, a amar, estoy aprendiendo a descubrir el valor que se encuentra dentro de cada vida, de todas las vidas.
Valor enterrado por el rechazo, por falta de comprensión, cariño y aceptación, por las experiencias duras vividas a lo largo de los años.
Estoy aprendiendo a ver en las personas su alma, y las posibilidades que Dios les dió.
Estoy aprendiendo, pero ¡cómo  es de lento el aprendizaje!
¡Cómo, es de difícil amar Incondicionalmente!
Todavía tropezando, cometiendo errores, estoy aprendiendo…
(autor desconocido)

Las cuatro leyes de la espiritualidad


En la India se enseña las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice:
La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.
No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.
Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado

Vive Bien, Ama con todo tu Ser y se Inmensamente Feliz!

Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor, Recuerda:
Si eliges el mundo quedarás sin amor,
pero si eliges el amor,
con él conquistarás al mundo”
Albert Einstein

dimarts, 30 d’agost de 2011

Casa Batlló


La "Casa Batlló" (1904-1906) se encuentra en la “Manzana de la Discordia” compitiendo con dos obras maestras de otros dos grandes arquitectos modernistas: La "Casa Lleó Morera" de Doménech i Montaner y la "Casa Amatller" de Puig i Cadafalch.

La "Casa Batlló" es de una gran belleza tanto de día como de noche. De día, los rayos de sol resaltan sus colores suaves y armónicamente combinados. El color de la fachada, según el momento de luz solar, recuerda al del mar. Las tonalidades azulosa y verdosa presentan una luminosidad de agua atravedsada por la luz solar. Los innumerables cristales y los botones de cerámica que recubren la fachada así como las escamas de piel de dragón del coronamiento brillan y lucen su esplendor de casa ensoñada. De noche, una perfecta iluminación resalta los relieves, que se convierten en fondos marinos y burbujas de agua en los que reposan grandes crustáceos. Casi es imposible pasar por delante de esta casa sin encontrar a alguien que no la esté contemplando, fotografiando o haciendo cola para visitarla.

Gaudí no la construyó. Se trata de una reforma de un edificio de 1877 que el fabricante textil Josep Batlló i Casanovas quería convertir en su residencia. Algunos aspectos de la casa recuerdan partes del esqueleto humano.
.
La casa Batlló, es una clara representación de la leyenda de “Sant Jordi y el Drac“, donde la fachada ondulante multicolor, representa la piel del dragón, siendo la cubierta, el lomo con sus escamas cerámicas multicolores y una gran espada clavada en todo lo alto, con su empuñadura en forma de cruz de cuatro brazos y la inscripción de Jesús, José y María.La Casa Batlló ha sido restaurada en 1970 y en 1995, y es propiedad de la familia Bernat, antiguos propietarios de Chupa Chups. En 1984 se instaló la iluminación eléctrica de la fachada, inaugurada en las Fiestas de la Mercè de ese año. Desde el año 2005 la Casa Batlló forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, dentro del Lugar «Obras de Antoni Gaudí».


Más imagenes en:
http://www.casabatllo.es/ca/galeria-imatges/

Biografía Antoni Gaudí


Arquitecto catalán, máximo representante del modernismo y uno de los principales pioneros de las vanguardias artísticas del siglo XX. Su figura es una de las más sorprendentes de la historia de la arquitectura, tanto por sus innovaciones, en apariencia intuitivas, como por su práctica aislada de las corrientes internacionales e imbuida a menudo en el mero trabajo artesanal.
Antoni Plàcid Gaudí i Cornet nació un 25 de Julio de 1852 en Reus, cerca de Tarragona, hijo de un forjador; su madre muere en su juventud. Después de trabajar como aprendiz de forjador (lo cual le sirvió de base para su excelente trabajo con el hierro) Gaudí comenzó sus estudios de arquitectura en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona. Allí no demuestra ser un buen estudiante, pero pese a ello obtiene su diploma de aruitectura en 1878. Una vez terminados sus estudios, viajo por toda Cataluña y algunas regiones colindantes.
Su primer trabajo, incluso antes de que hubiese terminado sus estudios, la fuente del complejo del Parc de la Ciutadella en Barcelona, junto con Josep Fontserè i Mestres, la cual se completo entre 1877 y 1882. Otro de los edificios que realizo en sus comienzos son: la Casa Vicens, la cual se construyo en Barcelona entre 1878 y 1880 (un edificio neogótico en el que ya se aprecia su fuerte personalidad); y El Capricho, una casa en Comillas, en el Norte de España, en la cual Gaudí trabajo desde 1883 a 1885, pese al hecho de que nunca estubo en la construcción (un habito que posteriormente cambio, llegando a vivir en los lugares en los que trabajaba). Allí probó su perfecto conocimiento del hierro como material, conocimientos que había aprendido como aprendiz. 


Poco después comenzó a trabajar para el que sería su principal mecenas durante el resto de su carrera, el empresario textil Eusebio Güell: primero con las caballerizas de su finca en Pedralbes, y más tarde con el palacio Güell (1885-1889) en Barcelona, un edificio pleno de espacios y formas innovadoras. Durante esta primera etapa de carácter historicista también construyó algunas obras fuera de Cataluña, entre las que cabe reseñar el palacio episcopal de Astorga (comenzado en 1887) y la casa de los Botines (1891-1892) en León. 


En 1883 se hizo cargo de la continuación en Barcelona del templo expiatorio de la Sagrada Familia, una catedral neogótica que modificó totalmente el joven Gaudí. Así, en 1891 concluyó las trazas generales de la iglesia, compuesta por cinco naves y tres fachadas monumentales, en 1893 decidió concentrar sus esfuerzos en la construcción de la fachada del Nacimiento, que no pudo ver completamente concluida, y en 1908 publicó la primera imagen definitiva del templo, una especie de bosque ascendente de elevadas torres.



A comienzos del siglo XX levantó otras tres obras no menos sorprendentes en la capital catalana: el Parque Güell (1900-1914), una obra paisajística jalonada de elementos arquitectónicos, como la gran sala hipóstila sobre la que se asienta la plaza principal —conocida como el ‘teatro griego'—, el banco ondulado que delimita esta explanada y los soportales inclinados sobre los que discurre el viaducto; la casa Batlló (1904-1906), edificio del pleno modernismo destacado por sus balconadas curvilíneas y por su expresiva cubierta en forma de dragón, recubierta por piezas cerámicas que simulan escamas; y la casa MiláLa Pedrera —cantera en castellano— por su carácter monolítico, que supone un hito de la historia de la arquitectura no sólo por su capacidad expresiva, sino también por las numerosas innovaciones —como la planta libre o las grandes proporciones de los vanos— que más tarde caracterizaron a los maestros del movimiento moderno. (1906-1912), conocida por los barceloneses como
Gaudí también fue un destacado diseñador, tanto por las imaginativas forjas que caracterizan sus balcones y cancelas, como por el excepcional mobiliario que fabricó para distintos encargos privados. Al igual que sus coterráneos Victor Horta o Henry van de Velde, practicó la arquitectura desde una concepción globalizadora, esmerándose en la concreción de cada detalle y proponiendo el mobiliario completo de cada vivienda que proyectaba. Entre sus piezas más relevantes se encuentran el sillón Calvet, la bancada del Parque Güell así como la silla y el banco Batlló, donde su exuberante genio se alió a las exigencias ergonómicas en una armonía insólita, que anticipó en más de medio siglo las innovaciones del diseño moderno. Por otra parte, su obra ejerció innumerables influencias sobre las vanguardias históricas, entre las que destacan los paralelismos con el expresionismo alemán y la herencia recogida por Salvador Dalí y otros artistas del surrealismo. Su desconcertante personalidad destaca en la historia de la arquitectura como la de un visionario, que inspiró el camino estructuralista de Pier Luigi Nervi o de Félix Candela tanto como el brutalismo expresionista de las últimas obras de Le Corbusier. Sin embargo, su obra fue menospreciada por sus compatriotas noucentistas, defensores de un catalanismo basado en la cordura —el seny— antes que en la aparente locura del genio mediterráneo.
Por las noches, cuando terminaba su trabajo, Gaudí solía abandonar su tienda para dar un paseo, normalmente iba a la iglesia de San Felipe Neri. El 7 de Junio de 1926, fue atropellado por un tranvía. Debido a sus ropas viejas fue llevado a un hospital para pobres, el Hospital de la Santa Creu, donde fue encontrado por el diácono de la Sagrada Familia y el arquitecto Sugranyes, quién lo traslado a una habitación privada, en la cual falleció tres días después, un 10 de Junio de 1926.
Una larga procesión despidió sus restos cuando fueron llevados a la cripta en la Sagrada Familia, donde fue enterrado.


El hombre viejo y sabio

 

¿De qué están hechos los sueños?


¿De qué están hechos los sueños?
¿De qué están hechos?
¿De una gota del rocío
que se seca con el viento?
¿De una lágrima en tu rostro
que se escurre con tu pelo?
¿Porqué duraron tan poco,
se fugaron como un preso?
¿De qué están hechos los sueños?
Dímelo, que es un misterio.

¿De qué están hechos los sueños?
¿Del humo de un cigarrillo
que dura un breve momento?
¿De las nubes con formitas
que evapora el sol en el cielo?
¿Del arco iris glorioso
cuando acaba el aguacero?
Tú, ¿conoces el secreto?
Son como el castillo de naipes
que derrumbó un movimiento.

¿De qué están hechos los sueños?
¿De una estrella fugaz
que se disuelve en el cielo?
¿De una pluma de ave
tan liviana como el viento?
¿O de un globo de gas helio
que se le escapa a un pequeño?
¿Porqué no serán eternos?
Que alguien responda porqué
son tan fugaces mis sueños.

¿De qué están hechos los sueños?
¿De un fosforito pequeño
que se consume en el fuego?
¿O de las hojas de otoño
que no llegan al invierno?
¿Acaso mis sueños fueron
espejismo en el desierto?
¿De qué materia están hechos?
Pues necesito saberlo,
dímelo amor, te lo ruego.

¿De qué están hechos los sueños?
¿De qué están hechos?
¿Será de frágiles pétalos
de la flor de pensamiento,
que se deshoja al compás
de un “te quiero”-“no te quiero”?
Ayer yo tenía un sueño,
¿Por qué hoy ya no lo tengo?
¡Alguien respóndame ya!
Yo necesito saberlo.

Rubén Sada 2009
 
 
 

Mujeres de 40


Tengo cuarenta años,
más bien casi cincuenta,
y no saben mis queridos
lo bien que esto me sienta.

Pues ahora no me importa
lo que digan los demás,
pues mi opinión es lo que cuenta,
la mía y de nadie más.

Ya no me preocupa más
si mi cuerpo se ve mal,
si mis senos se han caído,
o mi grasa abdominal.

Ahora pienso en mi salud
y en mi propio bienestar,
para mi calidad de vida
poder así mejorar.

No es que me haya vuelto
una egoísta total,
es que si yo no lo hago
otros me tendrán que cuidar.

Y es hora de que me haga cargo
del cuidado personal,
después de haber cuidado a todos
y por ellos desvelar.

Por esa razón no admito
que nadie amargue mi vida,
con problemas que no existen
o dilemas sin salida.

Pues a esta altura aprendí
que los problemas no existen
si no tienen solución,
y aquellos que sí lo tienen
en realidad problemas no son.

Pues no hay nada en esta vida
que no podamos enfrentar,
si hay voluntad y ternura
y ganas de superar.

Pues nosotras sabemos bien
lo que es luchar en la vida,
y hallar con mucho tesón
siempre alguna salida.

Salud, damas de cuarenta,
¡vivamos intensamente!
Sintámonos en plenitud
en cuerpo, en alma y mente.

(Nelly Silveira)


dilluns, 29 d’agost de 2011

Cuando una mujer


Cuando llore una mujer
no le tires el pañuelo
ofrécele una rosa un poema
extiéndele tu mano, abrázala.
Y si sus pensamientos
se encuentran confusos
por los obstáculos de la vida
bríndale dosis de sabiduría,
báñala con la miel de tu cariño
Concédele un minuto de tu tiempo
para preguntarle sus anhelos
sus esperanzas, tal vez sus sueños.
Deten el tiempo en el reloj
y cuando la angustia se apodere
de nuevo de su corazón
elévala al infinito recordándole
la sublime belleza de su alma.
Y cuando ya no hallan más lágrimas
junta tu cuerpo con el suyo
y en un tierno beso
déjale saber que realmente la amas.

Anonimo


Canción de la espera


Espero tu sonrisa y espero tu fragancia por encima de todo,del tiempo y la distancia.
Yo no sé desde dónde, hacia dónde, ni cuándo regresarás...
sé sólo que te estaré esperando. En lo alto del bosque y en lo hondo del lago,
en el minuto alegre y en el minuto aciago, en la función pagana y en el sagrado rito,
en el limpio silencio y en el áspero grito. Allí donde es más fuerte la voz de la cascada,
allí donde está todo y allí donde no hay nada, en la pluma del ala y en el sol del ocaso,
yo esperaré el sonido rítmico de tu paso.

Comprendo que de mí ya se ría la gente al ver cómo te espero desesperadamente.
Cuando todos los astros se apaguen en el cielo,
cuando todos los pájaros paralicen el vuelo cansados de esperarte,
ese día lejano yo te estaré esperando todavía.
No importa: aunque me digan todos que desvarío,
yo te espero en las ondas musicales del río, en la nube que llega blanca de su trayecto,
en el camino angosto y en el camino recto.

Niña, joven o anciana, sonriendo o llorando, en el alba o la tarde, yo te estaré esperando,
y si me convenciera que ese ansiado día no habría de llegar...

también te esperaría.


Jose Angel Buesa

diumenge, 28 d’agost de 2011

Estar enamorado

Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre de la vida. 
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la muerte se precisa. 
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva. 
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba. 
Es respirar el ancho viento que por encima de la carne se respira. 
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas. 
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira. 
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida. 
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta compañía. 
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida. 

Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma. 
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río que nos llama. 
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera nuestra infancia. 
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas. 
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes y las armas. 
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada. 
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta. 
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo de la llama. 
Es entender la pensativa conversación del corazón y la distancia. 
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música sin tasa. 
Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches y los días. 
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída. 
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción de una herrería. 
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas. 
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina. 
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas. 
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia. 
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría. 
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna. 
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña lucecita. 
Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura. 

Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas. 
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas. 
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas amarguras. 
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia. 
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche oscura. 
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea luna. 
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura. 
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver a decir nunca. 
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.

Francisco Luis Bernárdez
 
 

Escribeme en el cielo


Lágrimas de plata

Fue en un pueblo pequeño, bañado por la inmensidad del mar. Durante el día, el mar se alejaba de los habitantes del lugar para que pudieran hacer sus vidas con total normalidad, sin ser interrumpidos con el vaivén de sus olas. Durante la noche, se mostraba en toda su plenitud. Sus aguas crecían e inundaban parte del pueblo (aunque los ciudadanos ni se inmutaban).

El mar pensaba que no era observado por los hombres, que podía hacer lo que quisiera. Podía llevar a sus arrecifes de corales hasta la orilla para que vieran lo que había en el exterior. Podía dejar que todos los animales que habitaban en ella salieran a pasear sin temor a ser pescados. Y no se equivocaba. Al menos, no del todo. Había alguien que durante la noche no descansaba. Se quedaba en vela sólo para ver esa actuación tan maravillosa de las olas.

Era la luna, que desde aquella distancia tan lejana se dejaba embriagar por el delicioso olor que desprendía el mar. Lo observaba todas las noches, sin que él lo supiera. Pero, sin darse cuenta… ¡Se enamoró de él!

“Dios… ¡Qué horror vivir un amor tan desafortunado! ¿Qué voy a hacer yo ahora, sin poder rozarle puesto que estoy muy lejos y sin ni siquiera poder explicarle que por él vivo y por él muero porque jamás me oirá?” Se lamentó la luna. Era tan grande el dolor que sintió, que las lágrimas brotaron de sus ojos como si de un diluvio se tratara. 

Sus lágrimas eran de plata y tenían poderes maravillosos. Cayeron sobre los campos y consiguió que la cosecha fuera magnífica todo el año. Cayeron sobre los ríos, y la sequía se acabó. Algunas de esas lágrimas, cayeron sobre el mar y lo dotó de una larga visión y de un afinado oído. Podía escuchar sonidos que estaban muy lejos de este planeta. ¡Tan lejos como estaba la luna!

“Qué lamento tan desagradable… ¿Quién estará llorando de esa manera? ¿Qué dolor tiene en sus adentros que le amarga tanto?” El mar miró hacia arriba y vio a la luna. Vio como las lágrimas de plata caían de sus tristes ojos.
-¿Por qué lloras, amiga luna? –Preguntó el mar.
-Pero… ¿acaso puedes verme? ¿Acaso puedes oírme? –Se extrañó la luna.
-Claro que sí. Ese lamento tan sentido se puede oír a miles de leguas de aquí. Pero dime, ¿qué te atormenta tanto, preciosidad de plata?
-El amargo sabor de tener que vivir un amor desafortunado. Un amor no correspondido.
-¿Con el sol? ¿Le has explicado tus sentimientos? Seguro que él también siente lo mismo por ti.
-No… Con el sol no. Es con alguien que está muy lejos de mí. Alguien que jamás podré rozar, que jamás podré besar, que jamás podré estar junto a él.
-Vaya… Entonces sí que es triste ese amor. Pero aún así, pienso que si no has hablado con él deberías hacerlo. Tal vez, te lleves una sorpresa.
-Tienes razón… ¡Eso voy a hacer ahora mismo! Ese amor que me trae por la calle de la amargura… Eres tú, mi amado mar. Te observo cada noche. Veo como te engrandeces cuando yo aparezco por encima del horizonte. Veo como tus olas llegan hasta casi las calles del pueblo. Veo los paseos de los peces, los juegos de los arrecifes… Te veo a ti. Veo cómo sonríes, cómo te muestras majestuoso ante la oscura noche. Y no he podido evitar enamorarme de ti y de tu grandeza.
-Pues sécate esas lágrimas. Sé perfectamente que me observas desde hace meses. Que te quedas todas las noches en vela para ver mis olas. Que suspiras por no estar cerca de mí… Lo sé todo. Yo sufro el mismo mal de amores. Cada noche, intento hacer un espectáculo nuevo para que tú sonrías, para que no dejes de estar enamorada de mí pese a la distancia. Y no sé si lo consigo…


Tras aquella larga conversación, el mar y la luna se juraron amor eterno. Cada noche, la marea del mar sube para que lo vea mejor su amada luna. Y cuando ves la furia del mar en alguna tempestad, es porque el mar está demostrándole todo su amor a la luna. Es entonces, cuando ellos hacen el amor. Alguna vez, cada mucho tiempo, la luna consigue bajar… Y llega a estar en el horizonte, justo encima del mar. Besos, caricias, abrazos, susurros enamorados, se dan en ese instante mágico. Aquello fue un amor verdadero. Y por suerte, hoy aún existe y siguen igual de enamorados que en aquellos tiempos remotos.”

Chicos de hoy


Cascadas sobre el mar

 Las 8 Cascadas más sorprendentes que caen directamente hacia el mar

Dimos un gran recorrido a través del mundo para encontrarnos con las cascadas más espectaculares que hay alrededor de éste, después de pasar por California, Escocia, Turquía, y Corea del Sur, llegamos hasta México; para mostrarles las caídas de agua más bellas que nos han dejado sin palabras, un espectáculo único y sin igual!


La primera de ellas: McWay Falls, California.
Situada en Julia Pfeiffer Burns State Parks en McWay Creek, es una cascada de 80 metros que fluye durante todo el año, la cual por caer en el mar se le denomina tide falls. Este lugar es sólo accesible a pie desde un sendero que llega a la playa, o si prefieres puedes observarlo desde un barco como todos los turistas que quieren disfrutar de este hermoso paisaje de la naturaleza.

La segunda de la lista…Cascada Alamere, también en California; localizada en Point Reyes National Seashores, una caída de una altura impresionante (250 pies), que desemboca directamente al océano. Cascada Alamere, será una experiencia inolvidable al estar ante su gran inmensidad que te dejarán sin habla. Imagina, que te encuentras dando un recorrido por la playa, y de repente te encuentras con este espectáculo visual que nos ha dejado la naturaleza, ¿Cool, no?


Otra de las vistas más relajantes y que obviamente no podían faltar en nuestra lista, son las cascadas de Kilt Rock Waterfall, Escocia. Una corriente de agua que va cayendo hacia el mar y que te transmite una paz incomparable; las cascadas Kit Rock son un paraíso natural con una altura de 105 metros de altura, su ubicación Trotternish, en la isla Skye, en Escocia. Una transformación natural que se originó gracias a la presencia de diferentes formaciones volcánicas por un lado, y a las costas con grandes acantilados por otro; la maravillosa cascada desemboca directamente en el mar.


Con una caída de más de 40 metros y con una de las mejores vistas que desembocan en el mar mediterráneo se encuentran las cascadas, Duden Falls, Turquía. Estas cascadas vierten sus azules aguas en un bonito parque a través de acantilados rocosos que han erosionado la piedra, y han ido formando un río y una cueva; esto o más es lo que puedes admirar en Duden Falls, un recorrido emocionante a través de un pequeño viaje en barco, de lo más agradable y atractivo!


Situada en la isla de Jeju, un destino turístico ideal para ir de luna de miel en Corea del Sur; la cascada Jeongbang, con una caída de 23 metros junto al océano, es un esplendoroso final para el gran espectáculo que nos muestra el correr del agua. Mucha gente asegura que es la única cascada en todo Asia que cae directo al mar. La cascada está situada cerca de Seogwipo, es una de las diez maravillas naturales de la isla de Jeju y un atractivo turístico ineludible: Jeongbang, Isla Jeju; Corea del Sur, una más de la lista!


Nombrada como la octava maravilla del mundo, se encuentran las cascadas de Milford Sounds, Nueva Zelanda. También conocido como Piopiotahi en Maorí, es una ensenada situada en el suroeste de la isla sur de Nueva Zelanda. Siendo el sitio más famoso de Nueva Zelanda, para los turistas por ofrecer uno de los mejores atractivos visuales que jamás antes hayas visto; una de sus mejores cualidades es la flora y fauna que la rodean, además de estar cerca de uno de los más atrayentes parques de la ciudad, situada dentro del Fiordland National Park, que está dentro del Wahipounamu World Heritage.


Volvemos al continente Euopeo y nos situamos hasta Noruega, donde nos encontramos con las hermosas cascadas de Fiordo de Geiranger, Noruega. Un complejo de cascadas que nos invitan a admirar uno de los impresionantes panoramas que tiene la ciudad, un panorama natural de primera categoría, que desemboca desde dos vertientes que se unen de la forma más espectacular; por un lado los saltos conocido como “Siete Hermanas” y por el otro “El Pretendiente”, dejan caer sus aguas vertiéndose en el mar magníficamente!



Y para cerrar con broche de oro nos trasladamos hasta México, para mostrarte una de las mejores maravillas que existen en nuestro país y que no podían ser la excepción, Las cascadas de Agua Azul, Chiapas México, reconocidas como una de la más bellas de México y todo el mundo. El agua que corre por la piedras y una diversidad de materiales naturales, crean ese color característico de sus aguas. Destacando lo cañones acantilados, los valles y los ríos de agua que se forman en su desembocadura. Una fotografía espectacular con la mejor flora y fauna del estado de Chiapas, muy cerca de Palenque.

Si hay un paisaje ante el cual ningún viajero puede resistirse, ese sin duda alguna el que provocan las cascadas… un paisaje maravilloso que simplemente pudimos describir con estas pocas palabras, aunque haya tantas más para hacerlo. Un paisaje natural que impacta, incluso hasta su brisa llega a mojarnos… Sorprendente!

Fuente:
cheektocheekmagazine

El sabio,el generoso y el bueno



En una jânaqa, un maestro sufí les explicaba a los discípulos y amigos allí reunidos, durante un sohbet:


- Un hombre bueno es aquel que trata a los demás como a él le gustaría ser tratado. Un hombre generoso, por su parte, es aquel que trata a otros mejor de lo que él esperaría ser tratado. Pero, un hombre sabio es quien sabe de qué manera él mismo y los otros deberían ser tratados; de qué manera e incluso hasta qué punto.

Alguien entre los presentes (dado a juzgar y clasificar, a lo visto), preguntó:

- Pero, maestro, ¿qué es mejor: ser bueno, generoso o sabio?

El maestro, sin apenas pestañear, contestó:
- Si eres sabio, no tienes que estar obsesionado todo el día con ser bueno o generoso. Sólo estás obligado a hacer en cada momento lo que es necesario.

No es la mano la que es generosa, sino el ojo, la vista. Lo único que importa en el camino interior es ver, para discernir; y el sabio es el que ve. Quien ve, el sabio, el hombre de conocimiento, actúa más allá de cualquier juicio. Hace en todo momento lo que tiene que hacer, lo que hay que hacer. 


Me declaro vivo

 Saboreo cada acto.
Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí,
entonces me portaba como los demás querían
y mi conciencia me censuraba.
Menos mal que a pesar de mi esforzada
buena educación siempre había alguien difamándome.
¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó
que la vida no es un escenario!
Desde entonces me atreví a ser como soy.
He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones;
conozco gente extraña:
católicos, religiosos pecando y asistiendo a misa puntualmente,
pregonando lo que no son,
personas que devoran al prójimo con su lengua e intolerancia,
médicos que están peor que sus pacientes,
gente millonaria pero infeliz,
seres que se pasan el día quejándose,
que se reúnen con familia o amigos
los domingos para quejarse por turnos,
gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.
El árbol anciano me enseñó
que todos somos lo mismo.
La montaña es mi punto de referencia:
ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera,
yo sigo caminando indetenible.
Soy guerrero:
mi espada es el amor,
mi escudo el humor,
mi hogar la coherencia,
mi texto la libertad.
Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme,
no hice de la cordura mi opción.
Prefiero la imaginación a lo indio,
es decir inocencia incluida.
Quizás solamente teníamos que ser humanos.
El que tú no veas los átomos,
no significa que no existan.

Por eso es muy importante que sea el Amor
lo único que inspire tus actos.
Sin Amor nada tiene sentido, sin Amor estamos perdidos,
sin Amor corremos el riesgo de estar de nuevo
transitando de espaldas a la luz.
En realidad,
sólo hablo
para recordarte
la importancia
del silencio.
Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra
detrás de las palabras; no soy un sabio,
sólo un enamorado de la vida.
El silencio es la clave,
la simplicidad es la puerta
que deja fuera a los imbéciles.
La gente feliz no es rentable,
con lucidez no hay necesidades innecesarias.

No es suficiente querer despertar, sino despertar.
La mejor forma de despertar es hacerlo
sin preocuparse porque nuestros actos
incomoden a quienes duermen al lado.
Recuerda que el deseo de hacerlo bien será una interferencia.
Es más importante amar lo que hacemos
y disfrutar de todo el trayecto.

La meta no existe, el camino y la meta son lo mismo.
No tenemos que correr hacia ninguna parte,
sólo saber dar cada paso plenamente.
No, no te resistas, ríndete a la vida.
Quien acepta lo que es
y se habilita para hacer lo que puede,
encarna las utopías

y lo imposible se pone a disposición.
La mejor manera de ser feliz es: ‘ser feliz’.
Reconstruye tu raíz y saborea la vida.
Somos como peces de mares profundos,
si salimos a la superficie reventamos.
La frivolidad y la intrascendencia
condenan la vida a la muerte.
Cuando somos más grandes que lo que hacemos,
nada puede desequilibrarnos.
Pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes
que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.
El corazón está en emergencia por falta de amor.
Hay que volver a conquistar la vida,
enamorarnos otra vez de ella.
Nuestro potencial interior aflora espontáneamente
cuando nos dejamos en paz.
Quizá sólo seamos agua fluyendo;
el camino nos lo tenemos que hacer nosotros.
Más no permitas que el cauce esclavice al río,
no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.
La infelicidad no es un problema técnico,
es el resultado de haber tomado el camino equivocado.

Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez.
Amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad
que pulula por doquier, infectando almas
y atrofiando corazones.
El amor es, a nivel sutil,
la esencia de nuestra instancia inmunológica.
La gente está tan acostumbrada a complicarse,
que rechaza de antemano la simplicidad.
La gente está tan acostumbrada a ser infeliz,
que la sensación de felicidad
les resulta sospechosa.
La gente está tan reprimida, que la espontánea ternura
le incomoda y el amor le inspira desconfianza.
Hay cosas que son muy razonables, objetivas y… apestan.
Ya no podemos perder el tiempo
en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.

Quienes no están preparados para escuchar
tienen la recompensa de no enterarse de nada.
Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga,
crea e inventa lo que necesites, haz sólo lo que puedas,
y fundamentalmente celebra lo que tengas.
La vida es un canto a la belleza,
una convocatoria a la transparencia
Cuando esto lo descubras desde la vivencia,
el viento volverá a ser tu amigo,
el árbol se tornará en maestro
y el amanecer en ritual.
La noche se vestirá de colores,
las estrellas hablarán el idioma del corazón
y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo.
¡Me declaro vivo!
Chamalú.
Indio Quechua