dijous, 3 de febrer de 2011

Amar en silencio


Amar en silencio, comprender que nunca
se podrá tener lo que se ansia querer,
como duele anhelar los brazos de alguien,
de quien sabes que nunca podrá estrecharte.

Amar en silencio... Ocultar un amor intenso,
algo más que un simple sentimiento,
un amor que no conoces mentiras piadosas,
un amor que crece en un pétalo de rosa.
 
Amar en silencio contempla de lejos el amor,
como duele el alma decir adiós,
como duele en el pecho un amor así,
como entristece saber que nunca serás para mí.
 
Amar en silencio... Verte y no poder verte,
quererte cuando sé que no debo quererte,
amarte cuando mi razón dice que no te ame
tener que callarme cuando ya no puedo aguantarme.
 
Amar en silencio, un suspiro más que interno,
saber que te amo y que tú no podrás amarme,
saber que te quiero y tu nunca podrás quererme,
Saber que te extraño y nunca podrás entenderme.
 
Amar en silencio; es un llanto callado, ingenuo,
es una lágrima en este valle de olvidados,
es cargar una cruz de un verdadero amor
que jamás podrá llegar a ser.
 
Amar en silencio es poner la mano en mi corazón,
decirte desde mi ser que te amo,
aunque tú no sepas lo que me está pasando,
aunque tú no sepas cuanto te estoy amando
amar en silencio es ocultar cuanto te quiero.


Por un poco de amor



Por más que intentes huir,
cuando hables de mi,
digas que todo acabó...
Jamás me echarás de ti,
aunque te duela reconocerlo...
Por más que quieras callar,
no podrás evitar que tu corazón ,
hable por tí y me tendrás ahí...
Donde estés, con quien estés

Donde estés...entre lagrimas y risas
por olvidarme tendras prisa y no podrás
Con quien estés
aunque le demuestres lo contrario
y le ames a diario,me recordaras,
Donde estés, si alguien te pregunta
por el pasado, negaras que tu me has dado
algo de ti,
Con quien estés si nos vemos algun dia,
evitaras la mirada mía y buscaras la de él.

Jamás me cansaré de amanecer pensando en ti

esperando oir estas palabras:
Amor mío he decidido volver

Donde estés...entre lagrimas y risas

por olvidarme tendras prisa y no podrás
Con quien estés
aunque le demuestres lo contrario
y le ames a diario,me recordaras,
Donde estés, si alguien te pregunta
por el pasado, negaras que tu me has dado
algo de ti,
Con quien estés si nos vemos algun día,
evitarás la mirada mía
y buscarás la de él.
 
 

Nocturno

 
  NOCTURNO VI

Así estás todavía de pie bajo la lluvia,
bajo la clara lluvia de una noche de invierno.
De pie bajo la lluvia me llega tu sonrisa;
de pie bajo la lluvia te encuentra mi recuerdo.

Siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,
con un polvo de estrellas muriendo en tus cabellos.
Y tu voz, que nacía del fondo de tus ojos,
y tus manos cansadas que se iban en el viento...

Y aquel cielo de plomo y el rumor de los árboles,
y la hoja aquella que te cayó en el seno...
y el rocío nocturno dormido en tus pestañas,
y engarzando diamantes en tu vestido negro.

Así estás todavía lejanamente cerca,
desde tu lejanía de sombra y de silencio...
Mi corazón te llama de pie bajo la lluvia;
de pie bajo la lluvia te acercas en el sueño.

La vida es tan pequeña que cabe en una noche.
—Quizás fue que en la sombra me encontré con tu beso—.
Y por eso me envuelve, de pie bajo la lluvia,
el sabor de tu boca y el olor de tu cuerpo.

Sí. Me has dejado triste. Porque pienso que acaso
ya no estarás conmigo cuando llueva de nuevo;
y no he de verte entonces de pie bajo la lluvia,
con las manos temblando de frío y de deseo.

Pero, aunque habrá otras noches cargadas de perfumes,
y otras mujeres, y otras, a lo largo del tiempo,
siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,
bajo la lluvia clara de una noche de invierno.

José Ángel Buesa


Yo soy

Yo soy aquella que rompió
el silencio, y te declaró
su amor...
Yo soy la que se atrevió
a desatar el nudo
de tu corazón...
Yo soy la que sentía
un cosquilleo fuerte
cuando te veía...
Yo soy el costado
postergado
de tu ser,
las ganas de querer,
el constante crecer
y ver crecer...
Yo no tengo fin,
nunca finalizo mi tarea,
aquella de dialogar,
porque de intentar
nunca mi alma cesa...
Yo soy tu luz,
cuando flaqueas,
y soy tu oscuridad
cuando molestan
mis quejas...
Fui, soy y sere
tu aliada,
en las buenas y
en las malas,
porque al fin soy,
la que en aquel mediodía
rompió el silencio
y te confesó su amor...

Autoría: Raquel Norma Smerkin Roitman

La vida es una fábula

Érase una vez una duendecillo que escondida vivía
en un viejo desván, en una casa del centro de la ciudad,
y un hada madrina ante ella llego, debes de visibilizarte
así le ordeno, desde este momento serás de carne y hueso
hija de aquella señora Nimia y aquel señor Horacio…
siete hermanos tendrás y te robaran tu corazón…

Ella muy hermosa y pequeñita como duende
con sus orejas y nariz puntiaguda…
Nació una fría mañana de un día cualquiera
En esa casa donde luego nadie la comprendieran,
la familia la esperaba estaban nerviosos,
el parto se pasaba… Más después de unos instantes
su primer llanto se escuchó… Se la veía sana,
su cabeza con poco cabello, de ojos negros,
piel blanca muy menuda y delgadita…

Adaptarse al mundo de los humanos, le costo
así fue que después de casi cinco años,
por primera vez hablo, vivió escondida
tras una vieja vitrina, a la comida no se adaptaba
y la botaba, Chabelo el empleado la ayudaba
cuando no comía su padre repetía la dosis otra vez…
Los viejos duende la visitaban llevándoles ricos hongos
los que ella disfrutaba… Ella lloraba quería volver
a su vida habitual pues ahí la observaban
siempre como un extraño animal…

En su mundo de duendes era la princesa más bella,
y era entre ellos que ella bailaba reía adoraba las flores…
Y entre los humanos la niña más delgada, enfermiza,
tristemente melancólica y fea de la casa…

Se sentía entre la gente aplastada huía de ellos
y escondida vivía conversando con plantas y animales
ellos eran sus amigos entre ellos se protegían…

Pasaron los años y jamás se adapto
extrañándolos a todos por su actuar
pues ella presentía lo que iba a pasar…
y si ya no lo hace pues será porque su don
perdío, sus verdaderos padres duendes
jamás la dejaron y escogen la noches
cuando sola esta para ir a su casa a platicar…

Aquí en su nueva vida hace cuarenta años
se enamoro… de un hombre bueno
que la comprendió, pero según sus leyes
jamás fue fiel… sin embargo ella lo disculpo
hoy hace treinta y cuatro años se caso…

Una familia bonita formo tuvo dos hijos
que le dieron nietos y hoy con sus abuelos
y otros duendes los protegen y cuidan
contra las adversidades de esta sociedad…

Mi vida una fabula para quien quiera soñar
como yo… y sepa llevar su niño a flor de piel
y no escondido en lo mas recóndito de su ser…
Yo una duende hecha mujer he vivido experiencia
que si las pongo aquí nadie las podría creer…
Pero pensé, que con este relato que ya me delate,
aquellos ojos que lo lean, van a dejar divagar
su imaginación y si un poco creen, esta situación
su historia podrán plasmar con mucha ilusión…


PinkaMystify 


Mujeres

LAS MUJERES INTELIGENTES
Las mujeres inteligentes saben que…. Dios creó las citas para que las mujeres puedan descubrir las características negativas de un hombre antes de involucrarse con él, NO DESPUES.
Las mujeres inteligentes saben que …Si siempre vuelves con el hombre equivocado, tal vez no tengas la oportunidad de conocer al hombre correcto.
Las mujeres inteligentes saben que … Las palabras ‘Te quiero’ no salen con facilidad ó rapidez de la boca de un hombre sincero.
Las mujeres inteligentes saben que … Aunque ella sea la mujer adecuada, el hombre equivocado siempre será el hombre equivocado.
Las mujeres inteligentes saben que … Todo hombre que no sabe ‘lo que quiere’ no merece lo que tiene.
Las mujeres inteligentes saben que …. Si los hombres equivocados siempre te encuentran, es porque das las señales equivocadas.
Las mujeres inteligentes saben que … A menos que tengas conexiones con la Interpol, debes pensarlo dos veces antes de salir con un hombre mujeriego.
Las mujeres inteligentes saben que …. Esperar que un hombre cambie es como esperar que uno gane la lotería.
Las mujeres inteligentes saben que … Algunos hombres cambian, pero cuando lo hacen también cambian de mujer.
Las mujeres inteligentes saben que … No es inteligente aferrarse al dolor.