dimarts, 30 d’agost de 2011

Mujeres de 40


Tengo cuarenta años,
más bien casi cincuenta,
y no saben mis queridos
lo bien que esto me sienta.

Pues ahora no me importa
lo que digan los demás,
pues mi opinión es lo que cuenta,
la mía y de nadie más.

Ya no me preocupa más
si mi cuerpo se ve mal,
si mis senos se han caído,
o mi grasa abdominal.

Ahora pienso en mi salud
y en mi propio bienestar,
para mi calidad de vida
poder así mejorar.

No es que me haya vuelto
una egoísta total,
es que si yo no lo hago
otros me tendrán que cuidar.

Y es hora de que me haga cargo
del cuidado personal,
después de haber cuidado a todos
y por ellos desvelar.

Por esa razón no admito
que nadie amargue mi vida,
con problemas que no existen
o dilemas sin salida.

Pues a esta altura aprendí
que los problemas no existen
si no tienen solución,
y aquellos que sí lo tienen
en realidad problemas no son.

Pues no hay nada en esta vida
que no podamos enfrentar,
si hay voluntad y ternura
y ganas de superar.

Pues nosotras sabemos bien
lo que es luchar en la vida,
y hallar con mucho tesón
siempre alguna salida.

Salud, damas de cuarenta,
¡vivamos intensamente!
Sintámonos en plenitud
en cuerpo, en alma y mente.

(Nelly Silveira)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada