dijous, 10 de març de 2011

Don't you forget about me

Dos lenguas rojas de fuego

Dos rojas lenguas de fuego que,
a un mismo tronco enlazadas,
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama;
dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan;
dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata;
dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y al juntarse allá en el cielo
forman una nube blanca;
dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden,
eso son nuestras dos almas.

  Gustavo Adolfo Becquer




Hombre que mira a una muchacha




Para que nunca haya malentendidos
para que nada se interponga
voy a explicarte lo que mi amor convoca

tus ojos que se caen de desconcierto
y otras veces se alzan penetrantes y tibios
tienen tanta importancia que yo mismo me asombro

tus lindas manos mágicas
que te expresan a veces mejor que las palabras
tan importantes son que no oso tocarlas

y si un día las toco es solamente
para retransmitirte ciertas claves

tu cuerpo pendular
que duda en recibirse o entregarse
y es tan joven que enseña a pesar tuyo
es un dato del cual me faltan datos
y sin embargo ayudo a conocerlo

tus labios puestos en el entusiasmo
que dibuja palabras y promete promesas
son en tu imagen para mí los héroes
y son también el ángel enemigo

en mi amor estás toda o casi toda
me faltan cifras pero las calculo
faltan indicios pero los descubro

sin embargo en mi amor hay otras cosas
por ejemplo los sueños con que muevo la tierra
la pobre lucha que libré y libramos
los buenos odios esos que ennoblecen
el diálogo constante con mi gente
la pregunta punzante que me hicieron
las respuestas veraces que no di

en mi amor hay también corajes varios
y un miedo que a menudo los resume
hay hombres como yo que miran tras las rejas
a una muchacha que podrías ser vos

en mi amor hay faena y hay descanso
sencillas recompensas y complejos castigos
hay dos o tres mujeres que forman tu prehistoria
y hay muchos años demasiados años
de inventar alegrías y creerlas
después a pie juntillas

querría que en mi amor vieras todo eso
y que vos muchachita
con paciencia y cautela
sin herirme ni herirte
rescataras de allí la luna el río
los emblemas rituales
los proyectos de besos o de adioses
el corazón que aguarda pese a todo.

Mario Benedetti 

No siempre soy el mismo

 

 

No siempre soy el mismo
a veces soy yo, el que te quiere,
el que te mira y se enternece todavía,
el que camina pausado y nunca falta a una cita,
el que cumple al pie de la letra todos los roles
como un legado genealógico:
El padre, el esposo, el hijo, el trabajador,
el pastor y la oveja, el guardián del faro
que no abandona nunca su puesto,
el sensato, el responsable que tú quieres.



Otras veces soy el otro,
el que extraña mares de vida, puertos de amor,
islas de libertad, el eterno navegante, un cimarrón,
el que quiere todo y cambiar todo al mismo tiempo
y al mismo tiempo quiere estar en todas partes
como el aire, como el cielo,
la contracara de mí, el que no entiendes ni comprendes.



Algunas veces soy aquel,
el que se harta, el que no se aguanta a sí mismo,
el que siempre está a punto de mandar todo al carajo
y empezar de nuevo en ninguna parte,
el que no encuentra su lugar en el mundo,
el que aborrece a todo el mundo
y de paso a ti también, el eterno disconforme,
ese irascible que no soportas.


De vez en cuando soy aquel otro,
el indiferente, el que hace oído sordo a tus reclamos,
el exilado de sí mismo, el que anda por la vida
con su mirada abúlica, con su inercia a cuesta,
el que acepta las cosas así como vienen
indolentemente como un árbol a la orilla del río,
de vez en cuando soy ese hombre distante
al que tú tratas como a un extraño.
Pero tanto yo, como el otro, aquél y aquel otro
tenemos algo en común, te tenemos a ti
y todos, cada uno a su manera, te queremos
y en eso, Amor mío, nadie está en desacuerdo. 



Gian Franco Pagliaro

 

Sueño


 
Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.

Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía…
¡Ahora no te escaparás!

Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!

Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.

Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?

Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.

Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!
 
Antonio Machado 
 
 

Amistad (3)


No porque tu amigo tiene defectos lo dejaras pasar, sino fíjate en sus sentimientos, que son lo principal para la amistad verdadera.

Únicamente sabes lo importante que es un amigo cuando ya lo has perdido...

La amistad es un contrato por el cual nos comprometemos a hacer pequeños favores a los demás, para que los demás nos los hagan grandes.

La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas...

Amigo es aquel que para las buenas viene, y para las malas lo hace sin ser llamado.

La amistad es un legado de Dios para hacer nuestra carga más ligera.

Un amigo es un segundo yo.

La amistad beneficia siempre, el amor causa daño a veces.

Puedes censurar al amigo en confianza, pero debes alabarlo delante de los demás.

Un amigo es lo mejor que puedes tener.

La verdadera amistad es como la fluorescencia, se ilumina cuando todo está oscuro.

Los dolores de los amigos son los dolores propios, pero aunque duelan, es tu deber ayudarles a levantarse.

Un amigo es alguien muy difícil de conseguir, pero aunque no lo creas, hay alguien que siempre va a estar ahí.

El futuro no está escrito, pero por favor, créate uno bueno.

Los verdaderos amigos duran hasta el final, el resto, son etapas del pasado.

Un amigo no es aquel que te cuenta sus alegrías y sus penas, un amigo es aquel que las escucha, sufre, y aconseja.

Mientras se puede amar a quien no nos ama, no se puede ser amigo sin ser correspondido.

La amistad es difícil encontrar, si la tienes, cuídala mucho

La amistad es planta de lento crecimiento que debe sufrir y superar los embotes del infortunio antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.

Un amigo es una luz brillando en la obscuridad.

Un amigo es aquel que al verte comportar como un idiota, no piensa que sea un estado permanente.


Refranes (B1)




Bachiller en artes, burro en todas partes
Bachiller en medicina, confunde el vino con la orina.
Bachiller, bala, chilla y sabe leer.
Baco, a muchos ha matado. Neptuno, a ninguno.
Baila Antón según le hacen el son.
Bailar con la más fea.
Bailar la pieza más larga con la moza más fea.
Bailar la trabajosa.
Bailar sin son, o es estar loco, o enorme afición.
Bailar sin son, o es gran fuerza o es gran afición.
Bailarines en cojos paran.
Baile que en burla empieza, acaba en boda.
Bailo bien y me echáis del corro.
Bailo bien, y echáis me del corro.
Baja acá, gallo, que estás encaramado.
Ballesta de amigo, recia de armar y floja de tiro.
Baños, hasta los cuarenta años.
Barba a barba, vergüenza se cata.
Barba de tres colores no la tienen sino traidores.
Barba espesa, honra, barba rala, deshonra.
Barba pone mesa que no pierna tiesa.
Barba remojada, medio afeitada.
Barbas mayores quitan menores.
Barbero, o loco o parlero.
Barco amarrado no gana flete.
Barco en varadero no gana dinero
Barco grande, ande o no ande.
Barco parado no gana flete
Barco sin cubierta, sepultura abierta.
Barco viejo, mal navega.
Barre la nuera lo que ve la suegra.
Barriga caliente, cabeza durmiente.
Barriga lisa no necesita camisa.
Barriga llena no cree en hambre ajena.
Barriga llena, aguanta trabajo.
Barriga llena, corazón contento.
Barriga llena, no cree en hambre ajena.
Barro y cal encubren mucho mal.
Bastante colabora quien no entorpece.
Bastante me ayuda quien no me estorba.
Bautizar es dar nombre, menos al vino que se lo quita.
Bebe agua de río por turbia que vaya, vive en la ciudad por mal que te vaya.
Bebe caldo, vive en alto, anda caliente y vivirás largamente.
Bebe el agua de tu fuente clara, y no busques la encenagada.
Bebe tras el caldo y vaya el médico al diablo.
Bebe vino y come queso, y sabrás que es eso.
Beber con medida alarga la vida.
Beber en Jerez cerveza, no cabe mayor simpleza.
Beber por lo ancho y dar de beber por lo estrecho.
Beber sudando agua fría, catarro o pulmonía.
Beber y comer, son cosas que hay que hacer.
Beber, hasta la hez.
Beber, para comer; y aun eso, sin exceso.
Beberás y vivirás.
Bebido el vino, perdido el tino.
Bebiendo con la bota, aunque bebas mucho, no se nota.
Bebo lo tinto, y meo lo claro
Beldad y hermosura, poco dura; más vale la virtud y la cordura.
Belleza es riqueza, o por ella empieza.Belleza sin talento, veleta sin viento.
Belleza y dinero, primero lo postrero.
Bendita la casa aquella que huele a antiguo toda ella.
Bendita la muerte cuando viene después de buen vivir.
Bendita sea el agua, por sana y por barata.
Bendita sea la herramienta; que pesa, pero alimenta.