dimecres, 9 de març de 2011

Estoy cambiando

Te necesito


Aún no estoy preparado para perderte...
No estoy preparado para que me dejes solo.
Aún no estoy preparado para crecer
y aceptar que es natural,
para reconocer que todo
tiene un principio y tiene un final.

Aún no estoy preparado para no tenerte
y sólo recordarte...
Aún no estoy preparado para no poder oírte
o no poder hablarte,
no estoy preparado para que no me abraces
y para no poder abrazarte.

Aún te necesito
y aún no estoy preparado para caminar
por el mundo preguntándome ¿por qué?
No estoy preparado hoy ni nunca lo estaré.

Te necesito.
  
Pablo Neruda.



LA RENUNCIA






 He renunciado a ti. No era posible

Fueron vapores de la fantasía;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejanía.

Yo me quedé mirando cómo el río se iba
poniendo encinta de la estrella…
hundí mis manos locas hacia ella
y supe que la estrella estaba arriba…

He renunciado a ti, serenamente,
como renuncia a Dios el delincuente;
he renunciado a ti como el mendigo
que no se deja ver del viejo amigo;

Como el que ve partir grandes navíos
como rumbo hacia imposibles y ansiados continentes;
como el perro que apaga sus amorosos brios
cuando hay un perro grande que le enseña los dientes;

Como el marino que renuncia al puerto
y el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el niño pobre ante el juguete caro.

He renunciado a ti, como renuncia el loco a la palabra que su boca pronuncia;
como esos granujillas otoñales,
con los ojos estáticos y las manos vacías,
que empañan su renuncia, soplando los cristales en los escaparates de las confiterías…

He renunciado a ti, y a cada instante
renunciamos un poco de lo que antes quisimos
y al final, !cuantas veces el anhelo menguante
pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueño…

Jorge Amado

Y al final



Permite que te invite a la despedida,
no importa que no merezca más tu atención.
Así se hacen las cosas en mi familia,
así me enseñaron a que las quisiera yo.

Permite que te dedique la última línea,
no importa que te disguste esta canción.
Así mi conciencia quedará más tranquila,
así en esta banda decimos adiós.

... Y al final
te ataré con todas mis fuerzas.
Mis brazos serán cuerdas para bailar este vals.
... Y al final
quiero verte de nuevo contenta.
Sigue dando vueltas
si aguantas de pie.

Permite que te explique que no tengo prisa,
no importa que tengas algo mejor que hacer.
Así nos podemos pegar toda la vida,
Así si me dejas no te dejaré de querer.

... Y al final
te ataré con todas mis fuerzas.
Mis brazos serán cuerdas para bailar este vals
... Y al final
quiero verte de nuevo contenta.
Sigue dando vueltas
si aguantas de pie.