diumenge, 31 de juliol de 2011

Quien me pierde no me encuentra


Se dice que cierto día salieron a pasear juntas la Ciencia, la Fortuna,
la Resignación y la Integridad. Mientras caminaban dijo la Ciencia:

Amigas mías, pudiera darse el caso de que nos separáramos unas de otras y sería bueno determinar un lugar donde pudiéramos encontrarnos de nuevo. A mí, podréis encontrarme en la biblioteca de aquel sabio Dr. X, a quien, como sabéis,siempre acompaño.

En cuanto a mí -expresó la Fortuna- me hallaréis en casa de ese millonario cuyo palacio está en el centro de la ciudad.

La Resignación dijo por su parte:

A mí podréis encontrarme en la pobre y triste choza de aquel buen viejecillo a quien con tanta frecuencia veo y que tanto ha sufrido en la vida.

Como la Integridad permanecía callada, sus compañeras le preguntaron:
Y a ti, ¿dónde te encontraremos?
La Integridad, bajando tristemente la cabeza, respondió:

A mí, quien una vez me pierde jamás vuelve a encontrarme.

"Quien pierde su integridad y su honradez lo ha perdido todo".


Es natural

 
Me he acostumbrado tanto a ti,
a tu voz, a tus miradas, a tus manos,
a tu piel, al olor de tu piel, a tu boca:
al sabor de tus besos, a tu cuerpo,
al calor de tu cuerpo,
que a veces pienso
que eres la única mujer
en todo el universo.
Y que no podría amar a otra
porque las otras, mi amor,
sencillamente, no existen.
Siempre me he preguntado
por qué te amo y te deseo tanto.
Nunca encontré la respuesta.
Si alguien me preguntara
por qué los árboles
florecen en primavera
tampoco sabría que responderle;
quizá, le diría, es natural,
es natural que los árboles
florezcan en primavera
y que en el otoño pierdan sus hojas;
es natural que el sol caliente más
en verano y que haga frío,
demasiado frío, en el invierno;
es natural que los peces
habiten en el mar y en los ríos,
y que el pájaro vuele,
que el viento silbe cuando sopla
y la lluvia fertilice los campos;
es natural que cada macho
tenga su hembra
y cada vida su muerte,
que la luna gire alrededor
de la tierra, la tierra alrededor del sol
y yo alrededor de ti.
Es natural mi amor,
como el color de tu cabello,
como la redondez de tus senos,
como el aire que respiramos,
y es natural que yo esté
enamorado de ti.
De quién más podría
estar enamorado,
es natural mi amor.. 
 
Gian Franco Pagliaro 
 
 

No era amor


No era amor. Fue otra cosa.
Pero según murmuran en la ciudad aquella,
yo cometí el delito de inventarme una estrella,
y fue tuyo el pecado de ofrecerme una rosa.

No era amor, no era eso, no era eso
que se enciende en la sangre como una llamarada;
era mirar tus ojos y no decirte nada,
o acercarme a tu boca sin codiciar un beso.

Tarde para mi hastío,
tarde para tu angustia de mariposa en vano,
eran como dos ciegos que se daban la mano,
como dos niños pobres, tu corazón y el mío.

Nada más. Ni siquiera
suspirar en la lluvia de una tarde vacía.
No era amor, fue otra cosa. No sé lo que sería.
Yo solo sé que es triste que nadie lo creyera. 

José Ángel Buesa

 

Monasterio de Montserrat

La montaña de Montserrat es, según la tradición, la montaña más importante y misteriosa de Cataluña, España. Está situada a 20 km al noroeste de Barcelona entre las comarcas del Anoia, del Baix Llobregat y del Bages. En esta montaña se sitúa, el santuario y monasterio benedictino dedicado a la Virgen de Montserrat. El nombre proviene de la palabra mont, monte y serrat que en catalán significa cadena montañosa o sierra.

Tanto la palabra serrat como serralada (cordillera) provienen de sierra, derivadas de la palabra latina serra, nombre que recibe el instrumento para serrar. La montaña recibe este nombre debido a la forma que tiene el macizo que recuerda a los dientes de una sierra. En las representaciones heráldicas, Montserrat aparece como un grupo de montañas de oro sobre campo de gules con una sierra de oro que la corta por encima.
 Montserrat siempre ha sido algo más que una montaña. Sus piedras desnudas, fueron lugar sagrado incluso en la época precristiana, pero es en el año 880, cuando cuenta la leyenda que unos pastorcillos vieron descender del cielo una inmensa fuente de luz acompasada por una bella melodía. La visión se repitió varias veces por lo que pudo ser observada por “personas cultivadas que la avalaran como cierta”. Cuando la noticia llegó a oídos del obispo, éste decidió programar una visita durante la cual encontraron la talla de la Virgen en una oquedad llamada desde entonces la Santa Cova. El obispo resolvió trasladarla a la capital, en la ciudad de Manresa, pero al intentar moverla ésta se mostró inesperadamente pesada, lo que interpretaron como el deseo de la Virgen de que su figura se quedase en la montaña. Y fue por este motivo que le erigieron una capilla allí mismo.


Transcurrieron los años y ya en el 1011 llegó un monje procedente del monasterio de Santa María de Ripoll y fundó el monasterio de Santa María en el lugar en el que se encontraba una antigua ermita del mismo nombre, pronto alcanzaría gran renombre debido a la imagen de la virgen y a los numerosos donativos y limosnas que se recibían, tanto es así que llegó a formarse una abadía.
En 1493 el Rey Fernando el Católico reforzó la comunidad monacal con monjes llegados de Valladolid e hizo que la congregación dependiera de esta ciudad castellana aunque con abades procedentes tanto de Castilla como de Aragón.
Interesante es el hecho de que un monje llamado Bernat Boil, que procedía de este monasterio acompañara a Cristobal Colón en un viaje a América y que por ello se extendiera el culto de esta advocación de María por América.

Tenemos que llegar al siglo XIX para conocer hechos infaustos para este monasterio con la llegada de las tropas napoleónicas que siguiendo su costumbre de sembrar la destrucción por donde pasaban llegaron a incendiar tan insigne lugar perdiéndose muchos de sus tesoros. No quedó ahí la cosa, pues la desamortización de Mendizábal en 1835 terminó exclaustrando a los monjes y el lugar quedó abandonado definitivamente unos años. Afortunadamente la imagen de la Virgen pudo ocultarse en todas las ocasiones llegando hasta nosotros la original del siglo XII.


No fue algo definitivo, en 1844 de nuevo se repobló el monasterio, ardua labor que llevó mucho tiempo pues del mismo sólo quedaban sus cuatro paredes. Aún tuvo que pasar por otros momentos difíciles, esto fue en la Guerra Civil, donde unos 23 religiosos murieron debido a la persecución religiosa en Cataluña, se utilizó el monasterio como hospital de sangre e incluso como residencia del presidente de la República, Manuel Azaña. El abad y algunos monjes tuvieron que trasladarse a la zona de la España Nacional hasta 1939 en que regresaron de nuevo ya terminada la guerra. Es un dato curioso que la única unidad catalanoparlante en la guerra civil llevase el nombre de Tercio de Nuestra Señora de Montserrat. La unidad, carlista, estaba formada por catalanes de orientación tradicionalista que habían conseguido huir del terror contra los católicos y pasarse al bando nacional. Una capilla en el monasterio recuerda a los monjes martirizados y una emotiva escultura en los riscos se erige en memoria de aquellos catalanes del citado tercio carlista. La Bandera original del tercio, una vez disuelto éste, fue ofrecida a la Virgen y los visitantes pueden contemplarla en el acceso a la misma.



Poco a poco se intentó renovar su importancia y esplendor, tanto es así que actualmente contiene una importantísima biblioteca con 50.000 volúmenes y obras de incalculable valor, 400 incunables, 200 papiros y miles de manuscritos. También es la sede de la Escolanía de Montserrat, considerada la escuela de canto más antigua de occidente, ya que fue fundada en el siglo XIII.Conserva también un importante museo de pintura del siglo XIX y del siglo XX, que recoge una de las mejores colecciones de pintura catalana, con artistas como Mariano Fortuny, Santiago Rusiñol, Ramon Casas, Simó Gómez, Ramón Martí Alsina, Isidre Nonell, Joaquim Mir, Francesc Gimeno, Hermen Anglada Camarasa, Olga Sacharoff, Pablo Picasso o Salvador Dalí.


También destaca una numerosa representación del impresionismo francés, con obras de Monet, Sisley, Degas o Pissarro, y una muestra de obra gráfica de pintores que pertenecen a la estética contemporánea, como Chagall, Braque, Le Corbusier, Georges Rouault, Joan Miró, Clavé o Antoni Tàpies. arqueología de Oriente bíblico (con piezas de Egipto, Mesopotamia, Tierra Santa etc...) y pintura antigua con obras del Greco, Caravaggio y Berruguete.


La basílica de Montserrat es de una sola nave. Se comenzó a construir en el siglo XVI y fue reconstruida por completo en el siglo XIX (año 1811) después de la destrucción en la guerra de la Independencia. La fachada se realizó en 1901.
Alrededor de la única nave se sitúan diversas capillas. La nave está sostenida por unas columnas centrales, con tallas realizadas en madera por Josep Llimona. En la cabecera está situado el altar mayor y la zona del coro. En 1881 el papa León XIII le otorgó la condición de «basílica».
Justo encima del altar mayor se sitúa el camarín de la Virgen al que se accede después de atravesar una portalada de alabastro en la que aparecen representadas diversas escenas bíblicas.



En cuanto a la Virgen de Montserrat, es una talla románica del siglo XII realizada en madera de álamo. Representa a la Virgen con el niño sentado en su regazo y mide unos 95 centímetros de altura. En su mano derecha sostiene una esfera que simboliza el universo; el niño tiene la mano derecha levantada en señal de bendición mientras que en la mano izquierda sostiene una piña.
Con excepción de la cara y de las manos de María y el niño, la imagen es dorada. La Virgen, sin embargo, es de color negro, lo que le ha dado el apelativo popular de «la Moreneta» ('la Morenita'). Aunque se ha afirmado en ocasiones que el origen de este ennegrecimiento está en el humo de las velas que durante siglos se han colocado a sus pies para venerarla, lo cierto es que en toda Europa se veneran vírgenes que no son blancas y de distintos orígenes raciales (por ejemplo, la Virgen de la Peña de Francia, en Salamanca o la Virgen de la Candelaria en Tenerife, y en México la Virgen de Guadalupe).

 ESCOLANÍA DE MONTSERRAT 
La Escolanía de Montserrat, perteneciente al Monasterio de Montserrat , es uno de los coros de niños cantores más antiguos de Europa. Hay documentos del siglo XIV que testimonian su existencia como institución de carácter religioso y musical.
Está formada por más de cincuenta niños, de nueve a catorce años, procedentes de cualquier lugar de Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana. Durante los años que estudian en Montserrat realizan los cursos escolares de Primaria y los primeros de Secundaria, así como los correspondientes estudios de música. Cada escolano estudia dos instrumentos, el piano y un segundo instrumento a elegir, además de Lenguaje Musical, Conjunto Instrumental y Canto Coral (la especialidad de la Escolanía).
Participa en las celebraciones litúrgicas y la plegaria comunitaria que se realiza en la basílica. Todos sus miembros reciben una formación musical de alto nivel. Su prestigio es reconocido internacionalmente, y realizan giras de conciertos por todo el mundo, disponiendo de una discografía abundante.
A lo largo de su historia, entre sus miembros han surgido un buen número de maestros de capilla e instrumentistas, además de conocidos compositores y profesores de música. La actividad de la Escolanía ha permitido que algunos monjes del monasterio se sigan dedicando a la creación, formación y producción musical.

3/ Sentimientos del Heroe


  El día había sido largo, agotador, suspiraba por llegar a casa, y al mismo tiempo tenia un temor irracional, a hacerlo, aun ahora, pasadas las horas, temía  el momento de encontrarse con Gonzalo, buscaba en su mente una excusa, para subir a su habitación, sin pararse, en lo que para ella era el mejor momento del día, compartir mesa, y una charla la mayoría de las veces intrascendente con Satur, con Alonso, pero sobre todo con su cuñado, le permitía observarle, cuando el no la miraba, admirar su bello rostro, el movimiento de sus manos, su amado cuerpo, pero esta noche se sentía incapaz.Por eso y sin tomar conciencia de lo que hacia, inmersa en sus pensamientos, tomo el camino del lago.


Acababa de salir de la escuela, había sido incapaz de concentrarse en sus alumnos, no podía dejar de sentir la piel de Margarita en sus labios, el influjo de sus estremecimientos bajo las caricias de su boca, no la había visto esa mañana, la añoró, pero en el fondo, lo agradecía, no hubiera sabido como enfrentarse a ella, con los recuerdos de la noche, exhalando por cada uno de los poros de su cuerpo. Llego a casa, y sin mediar palabra hizo lo único que en ese momento, en esta como en otras parecidas ocasiones, se sentía capaz de hacer, cuando sus sentimientos pugnaban por salir, por mostrarse mas allá de la razón, enfundarse el traje del héroe, ( de lagarterana según Satur) y salir a recibir la fresca brisa de la noche…….Esta noche,  incapaz de mitigar la quemazón, el ardor que recorría todos y cada uno de los rincones de su cuerpo.Sin apenas darse cuenta, se encontró frente al lago.

Ese paraje y sus recuerdos de ella, los momentos felices pasados a su amparo, que junto con el amor infinito que siente por Margarita, fueron un día atados y amordazados, encerrados en el fondo mas profundo  de su alma, que durante años, intento ignorar, y casi lo consiguió, ahogado por la rutina del día a día Y ahora, siente como rompe sus ataduras, libera su mordaza, despues de años de estar amarrado, y se abre paso, hacia la superficie, aniquilando cualquier atisbo de razonamiento en contra, inundando cada una de las celulas de su cuerpo.

Descabalga y ata su caballo, al abrigo de miradas indiscretas, se deja caer , tumbado sobre la fina hierba, su mirada perdida en el infinito, sin ver nada de la belleza que le rodea, aspirando el aire de la noche, con fuerza, como si todo el aire del mundo, no fuera capaz de llenar sus pulmones, intenta, pero no puede, hacer callar la voz que resuena en su interior, LA AMAS si, mas que a tu propia vida,¿ pero como le explicaras?, Que no eres la persona que ella cree, Que la furia y el horror imperan una parte de tu vida, que tus manos están manchadas de sangre, que el conocimiento de tu secreto, pondrá en peligro su vida, y la de todo lo que tengáis en común, incluido la tuya propia.¿ Como?
Quieres mas, pero ¿LO LOGRARAS? ¿Serás capaz de vencer tus miedos, tus medias verdades? ¿ de quitarme la mordaza? ¿O seguirás siendo un cobarde  enfundado en tu traje de héroe?, en un acto reflejo, tapa sus oídos con sus manos, en un intento vano de dejar de escuchar esa voz, que le enfrenta a la realidad, su realidad, ello le impide escuchar los pasos, que suavemente se acercan, que al verle, se arrodilla junto a él, y con sorpresa observa su mirada perdida, llena de desesperación y amargura, y en un gesto de infinita ternura acaricia su frente, tratando de mitigar tanto dolor, como adivina. El solo puede salir de su pesadilla convertida ahora en un sueño, la abraza,  recostándola sobre su pecho, sintiendo el calor que emana de su cuerpo,  aspirando el dulce aroma de su piel, La abraza,  tratando de olvidar, todo lo que había sentido, hace tan solo unos instantes, sin ganas de nada, ni pasado, ni futuro, solo de seguir así,  largas horas abrazados.
Margarita se deja llevar por la ternura de su abrazo, y queda quieta sin apenas atreverse a respirar, la abraza y su mente no puede evitar volar, hacia la ternura de otros brazos, Gonzalo, pronuncia sin abrir sus labios, se estremece ante el recuerdo, tan iguales …..Rechaza el pensamiento, y se deja adormecer entre los brazos del Aguila, sintiendo la calidez de su pecho, de sus manos, bajo el suave amparo de su capa.

Abre los ojos, amanece, sin abandonar su cálido refugio, entre los brazos del Héroe,  levanta un poco la cara y  deposita un beso sobre la fina tela que cubre sus labios, sin cruzar palabra, se levanta y se aleja, saboreando ese encuentro, furtivo, prohibido, casi perfecto.

La sigue con la mirada, se aleja, él solo puede sentir, el inmenso vacío que dejo en su pecho, y el surco ardiente dejado por una lagrima al sentir su beso.


El Arroyo


Un arroyo, desde su nacimiento en las lejanas montañas, después de atravesar todo tipo de paisajes, alcanzó por fin las arenas del desierto. Igual que había cruzado todas las demás barreras, el arroyo trató también de cruzar esta, pero se encontró que en cuanto se adentraba en la arena, sus aguas desaparecían.
Sin embargo, estaba convencido de que su destino era cruzar ese desierto, y de que a la vez no había manera de cruzarlo.
Entonces una voz oculta, que salía del mismo desierto, le susurró: "El viento cruza el desierto, e igualmente puede hacerlo el arroyo".
El arroyo objetó que estaba arremetiendo contra la arena, pero que sólo estaba siendo absorbido; que el viento podía volar y de que gracias a esto podía atravesar el desierto.
"Arremetiendo de tu manera habitual no podrás atravesarlo. Desaparecerás o te convertirás en una marisma. Debes dejar que el viento te lleve a tu destino."
"¿Pero cómo puede esto suceder?".
"Dejando que el viento te absorba".
Esta idea no era aceptable para el arroyo. Después de todo, nunca antes había sido absorbido.
No quería perder su individualidad, y una vez que la hubiese perdido, ¿cómo iba a saber que podría volver a recuperarla?
"El viento", dijo la arena, "cumple esa función. Evapora el agua, la transporta a través del desierto, y después la vuelve a dejar caer. Al caer en forma de lluvia, el agua se vuelve a convertir en un río".
"¿Cómo puedo saber que esto es verdad?"
"Así es, y si no me crees, no podrás convertirte más que en un cenagal, e incluso eso te costará muchos, muchos años; indudablemente no es lo mismo que un arroyo".
"¿Pero, no puedo seguir siendo el mismo arroyo que soy hoy?"
"No puedes seguir así en ningún de los casos", dijo el susurro. "Tu parte esencial es transportada y vuelve a formar un arroyo. Tú recibes el nombre que tienes, incluso hoy, porque no sabes que parte de ti es la esencial."
Cuando el arroyo escucho esto, comenzó a resonar un cierto eco en sus pensamientos. Débilmente, recordó un estado en el cual él -¿o era una parte de él?- había sido sostenido en los brazos del viento. También recordó -¿lo recordó?- que esto era lo que realmente había que hacer, aunque no necesariamente lo más obvio.
Y el arroyo hizo ascender su vapor hacia los acogedores brazos del viento, que suavemente y con facilidad le llevaron hacia arriba y a lo lejos, dejándole caer suavemente en cuanto alcanzó la cima de la montaña, muchos, muchos kilómetros más allá. Y como había abrigado sus dudas, el arroyo fue capaz de recordar y grabar con más fuerza en su mente los detalles de la experiencia.
Él reflexionó. "Sí, ahora he conocido mi verdadera identidad".
El arroyo estaba aprendiendo. Pero las arenas susurraron: "Nosotras lo sabemos, porque lo vemos suceder un día tras otro y porque nosotras, las arenas, nos extendemos desde la orilla del río por todo el camino hasta la montaña".
Y por eso se dice que el camino por el que el arroyo de la vida tiene que continuar su viaje, está escrito en las arenas.

OSHO


Aprenderás


Después de algún tiempo Aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma, y Aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad.

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos ni promesas... comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de u niño y no con la tristeza de un adulto y Aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para tus proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.
 
Después de un tiempo Aprenderás que el sol quema si te expones demasiado... aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas... Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma... descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tu también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.
 
Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias, y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permiten elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que lo amigos cambian. Te darás cuenta de que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el placer de disfrutar su compañía.
 
Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan y por eso siempre debemos decir a esa persona que la amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la ultima vez que la veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero que nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos. Comenzaras a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuado queramos imitarlos para mejorar. Descubrirás que lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto.

Aprenderás que no importa donde llegaste sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve...

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlan y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada y frágil sea una situación: Siempre existen dos lados.

Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario enfrentando las consecuencias...

Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica.
Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.
Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de la experiencia, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones.
Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho a ser cruel.

Descubrirás que solo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero no saben como demostrarlo...
No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algunos momentos condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que puedes volver hacia atrás, por lo tanto debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores. Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que eres capaz de soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía más.

¡¡¡Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla!!!

William Shakespeare.


Déjame sueltas las manos


Fuente: http://sensual.parnaso.es/

dissabte, 30 de juliol de 2011

Un minuto..un segundo...una vida



El llanto del desierto


En cuanto llegó a Marrakech, el misionero decidió que todas las mañanas
daría un paseo por el desierto que comenzaba tras los límites de la ciudad.
En su primera caminata, vio a un hombre estirado sobre la arena,
con la mano acariciando el suelo y el oído pegado a tierra.
“Es un loco”, pensó.
Pero la escena se repitió todos los días, por lo que, pasado un mes,
intrigado por aquella conducta extraña, resolvió dirigirse a él.
Con mucha dificultad, ya que aún no hablaba árabe con fluidez,
se arrodilló a su lado y le preguntó:
- ¿Qué es lo que usted está haciendo?.
- Hago compañía al desierto, y lo consuelo por su soledad y sus lágrimas.
- No sabía que el desierto fuese capaz de llorar.
- Llora todos los días, porque sueña con volverse útil para el hombre
y transformarse en un inmenso jardín, donde se puedan cultivar
las flores y toda clase de plantas y cereales.
- Pues dígale al desierto que él cumple bien su misión -comentó
el misionero-. Cada vez que camino por aquí, comprendo mejor
la verdadera dimensión del ser humano, pues su espacio
abierto me permite ver lo pequeños que somos ante Dios.
Cuando contemplo sus arenas, imagino a las millones
de personas en el mundo que fueron criadas iguales,
aunque no siempre el mundo sea justo con todas.
Sus montañas me ayudan a meditar.
Al ver el Sol naciendo en el horizonte,
mi alma se llena de alegría, y me aproxima al Creador.
El misionero dejó al hombre y volvió a sus quehaceres diarios.
Cual no fue su sorpresa al encontrarlo a la mañana siguiente
en el mismo lugar y en la misma posición.
- ¿Ya transmitió al desierto todo lo que le dije? -preguntó-.
El hombre asintió con un movimiento de cabeza.
- ¿Y aún así continúa llorando?
- Puedo escuchar cada uno de sus sollozos.
Ahora él llora porque pasó miles de años pensando
que era completamente inútil, desperdició todo ese tiempo
blasfemando contra Dios y su destino.
- Pues explíquele que, a pesar de que el ser humano tiene una vida
mucho más corta, también pasa muchos de sus días
pensando que es inútil. Rara vez descubre la razón de su destino,
y casi siempre considera que Dios ha sido injusto con él.
Cuando llega el momento en que, finalmente,
algún acontecimiento le demuestra por qué y para qué ha nacido,
considera que es demasiado tarde para cambiar de vida,
y continúa sufriendo. Y, al igual que el desierto,
se culpa por el tiempo que perdió.
- No sé si el desierto me escuchará -dijo el hombre-
El ya está acostumbrado al dolor,
y no consigue ver las cosas de otra manera.
- Entonces vamos a hacer lo que yo siempre hago
cuando siento que las personas han perdido la esperanza.
Vamos a rezar.
Ambos se arrodillaron y rezaron; uno se giró en dirección a la Meca
porque era musulmán, el otro juntó las manos en plegaria
porque era católico. Cada uno rezó a su Dios,
que siempre fue el mismo Dios, aunque las personas insistieran
en llamarlo con nombres diferentes.
Al día siguiente, cuando el misionero retornó de su caminata matinal,
el hombre ya no estaba allí. En el lugar donde acostumbraba
a abrazar la arena, el suelo parecía mojado,
ya que había nacido una pequeña fuente. En los meses subsiguientes,
esta fuente creció y los habitantes de la ciudad
construyeron un pozo en torno a ella.
Los beduinos llaman al lugar “Pozo de las Lágrimas del Desierto”.
Dicen que todo aquel que beba su agua conseguirá transformar
el motivo de su sufrimiento en la razón de su alegría ,
y terminará encontrando su verdadero destino.


Un cuento de Coelho que nos invita a reflexionar porque a veces no logramos ver más allá de nuestros problemas y encerrados nos negamos a ver la luz.


LA CABEZA DEL RAWÍ


LA CABEZA DEL RAWÍ
(Cuento oriental)

   I
¿Cuentos quieres, niña bella?
Tengo muchos que contar:
de una sirena de mar,
de un ruiseñor y una estrella,
de una cándida doncella
que robó un encantador,
de un gallardo trovador
y de una odalisca mora,
con sus perlas de Bassora
y sus chales de Lahor.
        
II
Cuentos dulces, cuentos bravos,
de damas y caballeros,
de cantores y guerreros,
de señores y de esclavos;
de bosques escandinavos
y alcázares de cristal;
cuentos de dicha inmortal,
divinos cuentos de amores
que reviste de colores
la fantasía oriental.
       
III
Dime tú: ¿de cuáles quieres?
Dicen gentes muy formales
que los cuentos orientales
les gustan a las mujeres;
así, pues, si eso prefieres
verás colmado tu afán,
pues sé un cuento musulmán
que sobre un amante versa,
y me lo ha contado un persa
que ha venido de Hispahán.
       
IV
Enfermo del corazón
un gran monarca de Oriente,
congregó inmediatamente
los sabios de su nación;
cada cual dio su opinión,
y sin hallar la verdad
en medio de su ansiedad,
acordaron en consejo
llamar con presura a un viejo
astrólogo de Bagdad.
      
  V
Emprendió viaje el anciano;
llegó, miró las estrellas;
supo conocer en ellas
las cuitas del soberano;
y adivinando el arcano
como viejo sabidor,
entre el inmenso estupor
de la cortesana grey,
le dijo al monarca: —!Oh Rey!
Te estás muriendo de amor.
      
  VI
Luego, el altivo monarca,
con órdenes imperiosas
llama a todas las hermosas
mujeres de la comarca
que su poderío abarca;
y ante el viejo de Bagdad,
escoge su voluntad
de tanta hermosura en medio,
la que deba ser remedio
que cure su enfermedad.
       
VII
Allí ojos negros y vivos;
bocas de morir al verlas,
con unos hilos de perlas
en rojo coral cautivos;
allí rostros expresivos;
allí como una áurea lluvia,
una cabellera rubia;
allí el ardor y la gracia,
y las siervas de Circasia
con las esclavas de Nubia.
       
VIII
Unas bellas, adornadas
con diademas en las frentes,
con riquísimos pendientes
y valiosas arracadas;
otras con telas preciadas
cubriendo su morbidez;
y otras, de marmórea tez,
bajas las frentes y mudas,
completamente desnudas
en toda su esplendidez.

    IX
En tan preciada revista,
ve el Rey una linda persa
de ojos bellos y piel tersa,
que al verle baja la vista;
el alma del Rey conquista
con su semblante la hermosa,
y agitada y ruborosa
tiembla llena de temor
cuando el altivo Señor
le dice: —Serás mi esposa.
       
X
Así fue. La joven bella
de tez blanca y negros ojos,
colmó los reales antojos
y el Rey se casó con ella.
¿Feliz, dirás, tal estrella,
Emelina? No fue así:
no es feliz la Reina allí
la linda persa agraciada,
porque ella está enamorada
de Balzarad el rawí.
      
  XI
Balzarad tiene en verdad
una guzla en la garganta,
guzla dúlcida que encanta
cuando canta Balzarad.
Vióle un día la beldad
y oyó cantar al rawí;
de sus labios de rubí
brotó un suspiro temblante...
Y Balzarad fue el amante
de la celestial hurí.
       
XII
Por eso es que triste se halla
siendo del monarca esposa,
y el tiempo pasa quejosa
en una interior batalla.
Del Rey la cólera estalla,
y así le dice una vez:
—Mujer llena de doblez:
di si amas a otro, falaz.—

Y entonces de ella en la faz
surgió vaga palidez.
   
    XIII
—Sí —le dijo—, es la verdad;
de mi destino es la ley:
yo no puedo amarte, ¡Oh Rey!
porque adoro a Balzarad.—

El Rey, en la intensidad,
de su ira, entonces, calló;
mudo, la espalda volvió;
mas se vía en su mirada
del odio la llamarada,
la venganza en que pensó.
    
    XIV
Al otro día la hermosa
de parte de él recibió
una caja que la envió
de filigrana preciosa;
abrióla presto curiosa
y lanzó, fuera de sí,
un grito; que estaba allí
entre la caja, guardada,
lívida y ensangrentada
la cabeza del rawí.
    
    XV
En medio de su locura
y en lo horrible de su suerte,
avariciosa de muerte
ponzoñoso filtro apura.
Fue el Rey donde la hermosura,
y estaba allí la beldad
fría y siniestra, en verdad,
medio desnuda y ya muerta,
besando la horrible y yerta
cabeza de Balzarad.
     
  XVI
El Rey se puso a pensar
en lo que la pasión es,
y poco tiempo después
el Rey se volvió a enfermar.


Rubén Darío, 1884

divendres, 29 de juliol de 2011

Buen zoom!!

Frases Groucho Marx


* No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.

* Bebo para hacer interesantes a las demás personas.

* Paren el mundo que me bajo. (También se atribuye al movimiento Ácrata)

* Nunca olvido una cara, pero en su caso estaré encantado de hacer una excepción (a un borracho impertinente que aseguraba ser un viejo amigo suyo).

* Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.

* -¿Me deja su chaqueta, señor Marx?
-Sí, que la tengan lista para el jueves (En el guardarropa)

* No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.

* La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.

* Disculpen si les llamo caballeros, pero todavía no les conozco bien.

* Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!

* La humanidad, partiendo de la nada y con su solo esfuerzo, ha llegado a alcanzar las más altas cotas de miseria.

* En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.

* La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo.

* Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.

* Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.
 * He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.


* Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.

* Frases Groucho. Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi representante.

* ¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

* Debo confesar que nací a una edad muy temprana.

* ¿Por qué dicen amor cuando quieren decir sexo?

* Señorita... envíele un ramo de rosas rojas y escriba "Te quiero" al dorso de la cuenta.

* ¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted.

* -¿Qué haría si pudiera volver a vivir toda su vida?
-Probar más posiciones.

* ¿Pagar la cuenta? Qué costumbre tan absurda.

* Si sigues cumpliendo años, acabarás muriéndote. Besos, Groucho (Felicitación de Groucho a un amigo).

* Siempre me casó un juez: debí haber exigido un jurado. Frases Groucho

* Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Si responde sí, ya sabemos que es un corrupto.

* - Soldado: "General, ¿no se da cuenta de que estamos disparando a nuestros hombres?"
- General Groucho: "Tome un dólar y guarde el secreto"

* Sólo lo barato no resulta caro.
* Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.

* Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.

* ¿Quiere usted casarse conmigo? ¿Es usted rica? Conteste primero a la segunda pregunta.

* Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!.

* Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.

* Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, quizá esté muy oscuro para leer. Frases raras

* No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos.

* Pienso que todo el mundo debería creer en algo. Yo creo que voy a seguir bebiendo.

* No estoy seguro de cómo me convertí en comediante o actor cómico. Tal vez no lo sea. En cualquier caso me he ganado la vida muy bien durante una serie de años haciéndome pasar por uno de ellos. Frases de Groucho Marx.

* La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

* Hoy no tengo tiempo para almorzar. Tráigame directamente la cuenta (Al camarero de un restaurante).

* O él ha muerto o se ha parado mi reloj.

* Creo en mí antes que en Dios, pero el problema es que me lleva ventaja porque hay un libro que habla de él y "Playboy" aún no quiere editar un desnudo mío.

* Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.

* Recuerde, señor, que estamos luchando por el honor de esta mujer, probablemente mucho más de lo que ella nunca hizo por sí misma. Frases originales.

* Citadme diciendo que me han citado mal.

* Durante los ocho años que llevamos juntos Zsa-Zsa [la perrita de Groucho] y yo nunca nos hemos peleado. ¡Oh! Alguna vez me ha mordido. Pero, cuando lo hace, le devuelvo el mordisco. ¡Hay que enseñarle quien manda en casa!

* No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.

* Es mejor permanecer callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente (Esta cita es original de Mark Twain).

* Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa (Antes de comenzar un discurso).

* Frases raras. Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.

* Frases ironicas. He pasado la mejor noche de mi vida, pero no ha sido ésta.

* Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente y estoy loco por ella. Algún día averiguaré su significado.

* El matrimonio es la principal causa del divorcio.

* Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.

* El secreto del éxito se encuentra en la sinceridad y la honestidad. Si eres capaz de simular eso, lo tienes hecho. Frases originales.

* Durante mis años formativos en el colchón, me entregué a profundas cavilaciones sobre el problema del insomnio. Al comprender que pronto no quedarían ovejas que contar para todos, intento el experimento de contar porciones de oveja en lugar del animal entero.

* El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.


La fábula de la tortuga


Las tortugas de agua dulce, durante muchas generaciones, habían vivido quietas, pegadas junto a las rocas, usando el mimetismo como medio de defensa contra la voracidad de los tiburones. Una tortuga muy joven veía pasar con recelo a las serpientes marinas haciendo arabescos en las corrientes internas para lanzar destellos de placer. El llamado era tan intenso que nuestro animal, con grandes esfuerzos, se desprendió de su caparazón y se fue a danzar con los alargados peces sintiendo ondulaciones de vida en lo que antes era su adormecido cuerpo. Las tortugas mayores, dando alaridos de horror, la persiguieron. “¡Descarriada, insensata: estas dando un mal ejemplo a las otras jóvenes!” Más el deseo de danzar era tan intenso que nadie pudo impedir que ella lo hiciera. “Si es así -dijeron las mayores- tenemos que protegerla. Si las nuevas generaciones siguen el ejemplo de esta tonta y quieren salir al mundo, que lo hagan, pero bien defendidas. ¡Nosotras sabemos, porque tenemos experiencia!” Obligaron a la libertina a cubrirse el cuerpo con una espesa malla de acero. Cuando quiso bailar, a causa del peso, en lugar de brillar en las corrientes como un prisma vivo, la joven tortuga se hundió en el légamo y pereció ahogada.
Si las tortugas mayores, en lugar de agobiar a la menor con defensas que correspondían a la antigua realidad mimética, le hubieran enseñado a adquirir la agilidad de las serpientes no sólo para danzar sino también para huir, cosa necesaria en la nueva realidad, ésta se hubiera salvado. Junto a las rocas, la mejor defensa es el lento disimulo, pero en las corrientes marinas se salva el pellejo por la velocidad.
La realidad social, al igual que el universo, está en constante expansión y cambio. Persistir en una situación y no avanzar, es retroceder, porque en un mundo cambiante, lo que no se transforma es lastre… muchas veces con el afán de "proteger" apartamos a muchas personas de la realidad y no les permitimos defenderse. Si la ayuda no corresponde a la realidad del medio, en lugar de salvar, hunde.
Cundo hablamos de cambio, no recomendamos “cambiar una cosa por otra” en el mismo nivel de conciencia. Nos referimos a una mutación profunda del espíritu. Expansión que no significa apoderarse de más, sino alejar nuestros límites, aquellos que impiden que vivamos a la altura de nuestros valores auténticos.

A.Jodorowski

Uno crece


Imposible atravesar la vida ...
sin que un trabajo salga mal hecho,
sin que una amistad cause decepción,
sin padecer algún quebranto de salud,
sin que un amor nos abandone,
sin que nadie de la familia fallezca,
sin equivocarse en un negocio.
Ese es el costo de vivir.
Sin embargo lo importante no es lo que
suceda, sino, como se reacciona.
Si te pones a coleccionar heridas
eternamente sangrantes,
vivirás como un pájaro
herido incapaz de volver a volar.
Uno crece...
Uno crece cuando no hay vacío de esperanza,
ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.
Uno crece cuando acepta la realidad y tiene
aplomo de vivirla.
Cuando acepta su destino, pero tiene la
voluntad de trabajar para cambiarlo.
Uno crece asimilando lo que deja por
detrás, construyendo lo que tiene por
delante y proyectando lo que
puede ser el porvenir.
Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos.
Uno crece cuando abre camino dejando
huellas, asimila experiencias... ¡Y siembra raíces!
Uno crece cuando se impone metas, sin
importarle comentarios negativos, ni prejuicios,
cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes,
cuando cumple con su labor.
Uno crece cuando se es fuerte por carácter,
sostenido por formación, sensible por temperamento...
¡Y humano por nacimiento!..
Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque
pierda las hojas.
Recoge flores aunque tengan espinas y
marca camino aunque se levante el polvo.
Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con residuos de flores...
¡Y de encenderse con residuos de amor...!
Uno crece ayudando a sus semejantes,
conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.
Uno crece cuando se planta para no retroceder...
Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...
Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.
Entonces...

Uno Crece 


dijous, 28 de juliol de 2011

Breve historia de una mariposa


Érase una vez una crisálida que dormía su pacífico sueño a la espera del despertar, un día fue oruga, como todas, pero esto no iba a recordarlo en cuanto desplegara, temblorosa, sus magníficas y húmedas alas bajo el radiante cielo del mes de mayo. Por fin una mañana rompióse la crisálida y salió la mariposa bella, bellísima, de alas blancas con fantásticos lunares que hacían aguas tornasoladas. La mariposa elevó sus antenas hacia el cielo y parpadeó. Había nacido junto a un jardín que estaba lleno de flores y como no iba a conocer otra cosa en su vida, le pareció que se encontraba en el Paraíso. Así que tras lanzar una mirada feliz en derredor se puso a revolotear mansamente en el plácido escenario de su sueño. Ella era muy cortés y gentil y quería despedirse del lugar que la había visto nacer. Ignoraba que era una mariposa de la col y que el huerto se extendía a cosa de medio metro de las primeras plantas del jardín.
Aquel revoloteo fue su perdición. Al pie de un florido matojo yacía una piedra, una vulgar piedra de cuarzo como las suele haber a montones en el campo. Era blanca y brillante con vetas oscuras y pequeños bordes metálicos, fragmentos de mica que lucían como el oro. La mariposa lo ignoraba todo del mundo y de la vida, no recordaba ya para nada sus fatigosos tiempos de oruga cuando disputaba con otras parientes por la posesión de un trozo blando-amarillento de col, y, careciendo de experiencia, pensó, al descubrir la piedra, que no había más allá, que la piedra lo significaba todo en su pequeño universo. Entonces quedaron rápidamente olvidadas las flores y el cielo azul y el sol y las otras probables mariposas que podría encontrarse en el camino. Sólo la piedra le importaba, sólo la piedra la fascinaba. Era blanca como ella, mostraba manchas oscuras como ella y poseía suaves escamas doradas deslumbrantemente cegadoras bajo el sol. No podía haber nada más hermoso en el mundo, pensaba la mariposa, y consecuente a su destino de amar en un largo día de sol, amó a la piedra, y posándose sobre ella la acarició con sus alas.
-Mi amada piedra -le dijo-, cuanto te quiero y cuan grande ha sido mi suerte al despertar y encontrarte en mi camino... Si hubiera elevado el vuelo en línea recta hacia el firmamento como hacen mis demás hermanas, sólo hubiese encontrado el sol y a los compañeros de mi misma especie, nunca hubiera sabido que tú existías y habría muerto ignorándolo. Pero el hado no ha querido que ello sucediera y ha hecho posible este encuentro. ¿No estás contenta?... ¿Callas?... mejor, eres discreta, eres sabia, eres inteligente y te amo más por ese silencio tuyo que indica que tus pensamientos son elevados y profundos... Si parloteases serías necia, si revoloteases serías frívola... Tú eres maciza y te hundes en la tierra, eres sólida, eres eterna... Yo dispongo de un único día de vida para amarte mientras que tú conoces el paso de los siglos, eres amiga del Tiempo y jamás sabrás lo que es la muerte y la desaparición... ¡Cuánto te amo piedra mía y cuanto, cuanto deploro no haber nacido piedra como tú! Así seríamos dos para estar siempre juntas.. ¡Querida, queridísima piedra!
Otras mariposas volando sobre su cabeza, llamaron a voces a la enamorada de la piedra y le preguntaron si se encontraba enferma, cosa que ella negó, ante lo cual las demás mariposas se encogieron de alas y cuchichearon entre sí que aquella boba estaba loca.
Desprecia el sol por estar sentada encima de un pedrusco -comentaron-. Debe de haber nacido cansada.
Y la olvidaron velozmente porque su vida era corta y aún tenían que hacer muchas cosas.
La mariposita se adormeció sobre la piedra y tuvo un sueño muy bonito: soñó que era asimismo piedra y que “su” piedra se transformaba en mariposa y que siendo mariposa no la abandonaba. Cuando despertó estaba próximo el crepúsculo y al desperezarse pudo notar sus alas como entumecidas. Otras mariposas buscaban hojas en las que desovar. La amante de la piedra sintióse vieja y cansada. Su único día se hallaba pronto a extinguirse y ella no había cumplido con su destino de mariposa. La invadió un poquitín de tristeza ante el pensamiento, mas luego se dijo que su amor era tan grande que bien valía la pena tamaño sacrificio.
-“Mi amor -pensó-, es como una poesía, que no sirve para nada, pero es hermosa”...
En la vida de una mariposa no es frecuente que se crucen las piedras y ella era muy afortunada, podía darle gracias a Dios por ello.
Al ponerse el sol, inmenso y rojo tras el horizonte, sintió como el frío de la muerte la invadía, y en un esfuerzo supremo, abrazó con sus pesadas alas, ya casi rígidas, los perfiles duros de la piedra.
-Adiós, amor mío -susurró con un hilo de voz-, te he querido tanto que he renunciado a vivir mi propia vida por ti, he deseado ser piedra como tú y he fracasado, y no es que me haya esforzado por afán de imitación o por envidia, sino para estar más próxima a ti, para identificarme contigo... He sacrificado mis gustos y mi destino, aunque no me importa porque he vivido el más grande amor de todos las épocas... ¡He sido la amante de una piedra!... Mi felicidad ha estribado en contemplarte y en estar a tu lado, sólo siento que esto se acabe, ya que hubiéramos podido ser muy felices juntas las dos... Gracias por haberme dejado compartir unas horas de tu vida, por haberme tolerado a tu lado, gracias y adiós, amor mío, mi único y verdadero amor... Te pido el favor inmenso de que no me olvides, de que alguna vez, cuando veas volar a otras mariposas sobre tu cabeza, pienses en mí... Y no me compares, te lo suplico, incluso en el mismo sueño de la muerte, tan largo, tan largo, tendría celos... Recuérdame, piensa en mí, en tu pequeña enamorada de un día, de toda una vida, la mía, mi único regalo de bodas... No me olvides...
Y dándole un beso postrero, murió acurrucada contra la helada piedra.
A la mañana siguiente, un gorrión madrugador, encontrando los despojos de la amante criatura, se los zampó en el desayuno, suerte que la mariposita lo ignorará siempre.
Y en lo que respecta al pedrusco, creo que todavía sigue en el mismo sitio, al pie del matojo en el jardín, aunque por fortuna para él, como es una piedra. no tiene memoria ni la obligación de poseerla.

La Gran Muralla China



La Gran Muralla también llamada el Largo Muro de los 10.000 li, fue creada a partir de tramos existentes construidos en el período de los Estados Combatientes, como frontera ante las invasiones de los pueblos del norte y como línea de demarcación entre el pueblo chino y los pueblos bárbaros sin cultura. Para su realización se utilizaba a esclavos y reclutas como mano de obra.

Se dice que la quinta parte de la población china contribuyó en diferentes épocas en la construcción de la Gran Muralla y que muchos de los cuerpos de los obreros que murieron, añaden documentos históricos, sirvieron para amortizar el peso de las piedras.
Realmente, la Gran Muralla es una serie de murallas construidas y reconstruidas por diferentes dinastías durante más de 1.000 años, con distintos materiales y características dependiendo de la región,
Por todo su aparente eternidad, la Gran Muralla es un emblema de la evolución de China. 


Construida en varias etapas, la primera por indicación de Qin Shi Huangdi, también Shi Huangdi, o Ts'in She Huang-Ti, primer emperador de China y fundador de la dinastía Chin.
Tiene más de 2,000 años de antigüedad, pero la Gran Muralla China permanece como una de las grandes maravillas del mundo. Muchas de las piedras que se emplearon en su construcción miden más de dos metros y sobrepasan la tonelada de peso.
Extendiéndose por más de 6,000 kilómetros, desde las montañas de Corea hasta el Desierto de Gobi, atravesando montañas y ríos, fue construida inicialmente para proteger un antiguo imperio chino de las tribus que merodeaban por el norte. Pero con el tiempo se ha convertido en algo mucho mayor, una bendición para el comercio y la prosperidad y, finalmente, en un símbolo del ingenio y la voluntad del pueblo chino.

A medida que la muralla atravesaba las tierras de China, sus constructores se vieron obligados a depender de los materiales locales. Gran parte de la muralla Qin fue construida con piedras colocadas unas sobre otras, pero donde las piedras eran escasas, los ingenieros construyeron la muralla con capas de tierra compactada. El proceso de apisonamiento de la tierra empezaba con un simple marco de madera. Los obreros llenaban el marco con tierra suelta, la cual entonces era apisonada formando una capa compacta de 10 centímetros de espesor. El proceso se repetía capa tras capa y la muralla se iba levantando lentamente 10 centímetros cada vez.


La Gran Muralla fue uno de las obras públicas monumentales de Qin Shi Huang, entre las cuales se encontraban vastos sistemas de irrigación. Pero su proyecto más asombroso, además de la Muralla, fue su propia Gran Tumba, en la cual trabajaron 700.000 obreros durante 34 años. La tumba, descubierta a mediados de la década de 1970, es realmente un palacio subterráneo,
diseñado como una réplica en miniatura del reino Qin, con ciudades a escala, ríos de mercurio, cielos decorados con joyas, y un ejército de 7.000 guerreros de terra-cota para defenderlo.
En el año 206 antes de Cristo, llegó al poder una nueva dinastía, la Han, y el imperio empezó a moverse en una nueva dirección más abierta. Los Han restauraron gran parte de la literatura clásica de China, especialmente los trabajos de Confucio. También establecieron un gobierno central fuerte pero más humano, crearon el primer sistema de escuelas públicas y, en una lucha que duró casi 70 años, eliminaron total y definitivamente la amenaza Xiongnu (hunos).
Con Asia Central bajo el control de la Dinastía Han, se establecieron rutas seguras para el comercio, abriendo China a la cultura del mundo occidental.
En el árido desierto de Gobi, la calidad del suelo arenoso obligó a los constructores a recurrir a un antiguo y trabajoso método de construcción de muralla. En primer lugar, colocaban una camada de ramitas de álamo rojo en el fondo de un marco de madera. Luego llenaban el marco con una mezcla de agua y grava fina, la cual era apisonada hasta que estuviera sólida. Cuando la mezcla se había secado completamente, se retiraba el marco de madera, dejando una losa sólida de tierra apisonada, fortalecida con las ramitas.




La dinastía Han también añadió torres de vigilancia a la Muralla, espaciadas cada 25-50 kilómetros. Los Han encontraron que el sistema de señales enviaba los mensajes más rápidamente que un jinete en un caballo.
Utilizaban columnas de humo para avisar a los defensores de un ataque. Una columna significaba que un puesta estaba siendo amenazado por una fuerza de menos de 500 tropas, dos columnas indicaban una fuerza de ataque menor de 3.000, y así sucesivamente.
Los mayores constructores de muralla fueron los Ming, ya que no solo construyeron más murallas que cualquier otra dinastía, sino que las suyas eran mayores, más largas, más adornadas y más imponentes. La muralla con la que estamos familiarizados es la de ellos.
Esta muralla fue construida con piedra apisonada en el interior recubierto con ladrillos preparados en hornos. La muralla Ming serpentea acrobáticamente a través de los terrenos más difíciles de China, elevándose en algunos lugares a un ángulo de 70 grados.
Tal trabajo de ingeniería no habría sido posible sin la avanzada tecnología Ming para hacer ladrillos.
   
 
La parte más famosa de la Gran Muralla se encuentra cerca de Beijing, en la localidad conocida como Badaling. Fue construida en 1381, durante el reinado del emperador Hongwu, de la dinastía imperial Ming (1368-1644).
El muro tiene una altura de siete a ocho metros, llegando a diez en algunos puntos con una anchura de siete metros en la base y seis en la cresta, los pisos eran a base de una mezcla de piedra y un mortero compactados con rodillos hechos con troncos de árbol en cuatro o seis capas.
Se ponían torres a unas distancias regulares según la inclinación del terreno, estas tenían unas terrazas para hacerse señales ópticas de una a otra, los pisos se pavimentaron y tenían muy buena circulación.
Evitaron también las escaleras, sustituyéndolas por rampas, lo que nos dice que se utilizaba como vía de comunicación.

Forma parte del Patrimonio de la Humanidad y es una de las actuales siete maravillas del mundo moderno.




dimecres, 27 de juliol de 2011

La vida es bella



Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz, tu vida en manos de nadie, absolutamente nadie. Somos libres, no pertenecemos a nadie y no podemos querer ser dueños de los deseos, de la voluntad o de los sueños de quien quiera que sea.
La razón de tu vida eres tu mismo. Tu paz interior es tu meta de vida, cuando sientes un vacío en el alma, cuando piensas que aun te falta algo, incluso teniendo todo, vuelve tu pensamiento a tus deseos más íntimos y busca la divinidad que existe en ti.
No coloques el objetivo demasiado lejos de tus manos, abraza los que están a tu alcance hoy.
Busca en tu interior la respuesta para calmarte, tú eres reflejo de lo que piensas diariamente. Deja de pensar mal de ti mismo, y se tu mejor amigo siempre.
Sonreír significa aprobar, aceptar, felicitar.
Con una sonrisa en el rostro las personas tendrán la mejor impresión de ti.
Trabaja, trabaja mucho a tu favor.
Deja de esperar la felicidad sin esfuerzos.
Critica menos, trabaja más. Y, no te olvides nunca de agradecer.
Agradece todo lo que está en tu vida en este momento, incluso el dolor.
La grandeza no consiste en recibir honras, sino en merecerlas.
 
Aristóteles, filósofo griego, escribió este texto: 
"Revolución del Alma" 
en el año 360 A.C.