dimarts, 31 de maig de 2011

Madrigal Apasionado

Quisiera estar en tus labios
para apagarme en la nieve
de tus dientes.
Quisiera estar en tu pecho
para en sangre deshacerme.
Quisiera en tu cabellera
de oro soñar para siempre.
Que tu corazón se hiciera
tumba del mío doliente.
Que tu carne sea mi carne,
que mi frente sea tu frente.
Quisiera que toda mi alma
entrara en tu cuerpo breve
y ser yo tu pensamiento
y ser yo tu blanco veste.
Para hacer que te enamores
de mí con pasión tan fuerte
que te consumas buscándome
sin que jamás ya me encuentres.
Para que vayas gritando
mi nombre hacia los ponientes,
preguntando por mí al agua,
bebiendo tristes las hieles
que antes dejo en el camino
mi corazón al quererte.
Y yo mientras iré dentro
de tu cuerpo dulce y débil,
siendo yo, mujer, tú misma,
y estando en ti para siempre,
mientras tú en vano me buscas
desde Oriente a Occidente,
Hasta que al fin nos quemara
la llama gris de la muerte.
 
Federico García Lorca 


Lucha


Cuando el camino
se hace cuesta arriba,
NO LO DEJES.

Cuando las cosas andan mal
- como a veces sucede -
NO ABANDONES.

Cuando no consigas resultados,
y se sumen los problemas,
NO TE RINDAS.

Cuando quieras sonreir
y sólo puedas suspirar
NO TE CAIGAS.

Cuando la suerte
te sea adversa
y no encuentres
fuerzas para seguir
NO RENUNCIES.

Cuando no encuentres
compañeros de lucha,
NO TE APURES.

¡Hay manos que sostienen las tuyas!
Cree y siente en cada minuto de tu vida,
deja que tu alma "vuele libre"
por los jardines hermosos de la confianza,
en algo superior que llega donde nuestra
visión no puede alcanzar,
pero sí nuestro corazón puede sentir.
¡Tu alma desea estar libre
para darte fuerza y estímulo!
¡INTENTA !

Cierra los ojos por algunos minutos
y deja tus pensamientos volar
por sitios de amor.
No podemos cambiar el mundo,
ni quitar todo el dolor de la tierra,
ni tener ya resueltos todos
nuestros problemas,
pero podemos a cada minuto
mirar con ojos del amor a cada cosa.

Si pensamos que todo es pasajero,
miraremos con cariño lo negativo
que te encamina a la elevación y perfección,
y luego observaremos con felicidad
el cambio del mal en bien,
de tristezas en alegrías.
Lo que hoy nos hace sonreir
fueron las cosas que nos hicieron
llorar ayer.

Nuestras faltas de hoy también son
las alegrías de mañana.
Las personas se van,
los amores se pierden en el tiempo,
los problemas se solucionan,
hasta el mismo sol se va cada noche
para renacer al día siguiente...
no te quedes en el medio del camino.
 
Lucha por lo que sueñas.


Caño Cristales



El Caño Cristales es un río de Colombia, que esta ubicado en la Sierra de la Macarena, en el municipio del mismo nombre, en el departamento del Meta.

El río ha sido denominado El río de los cinco colores o también El río mas hermoso del mundo; ya que en el fondo del mismo se producen algas de colores como el rojo, el amarillo, el verde y el azul principalmente dando una apariencia multicolor al río.


Siendo un río de menor longitud y anchura, Caño Cristales no alcanza los 100 km. de longitud ni sobrepasa los 20 m. de ancho.

Las aguas de Caño Cristales se desprenden de la meseta sur de la Serranía de la Macarena. Su nacimiento se encuentra a espaldas de los mas antiguos tepuys de la Sierra, en una zona escarpada en donde se encuentran numerosas pinturas rupestres aun inexploradas. El color rojo característico de las plantas endémicas que allí existen corresponde a las macarenias clavígeras, planta así identificada por el biólogo Jesús Idroibo. El apelativo del caño obedece a una tradición lingüística regional, de carácter campesino y amazónico, que denomina así a los riachuelos para diferenciarlos de los grandes ríos.

Las aguas de Caño Cristales corren hacia el río Guayabero, recogiendo a su paso innumerables brazuelos de las sabanas rocosas de la Sierra. Desemboca en el río sin sus colores característicos pues estos se han perdido en la vereda La Cachivera a la altura del camino real (hoy día carretera) que le atraviesa. Durante el verano las aguas se secan y las plantas rojas encuentran allí su oportunidad para multiplicarse.

Las rocas de la Macarena alcanzan los 1.200 millones de años de antigüedad y constituyen la prolongación hacia el occidente del llamado Escudo Guyanés de Venezuela, Guayana y Brasil, cuyas rocas son consideradas las más antiguas del planeta. Por ser rocoso el lecho de Caño Cristales, basta una lluvia de moderada intensidad para que su caudal crezca de una manera impresionante, dejando aislado al viajero en sus orillas. Sin embargo, el río suele decrecer con la misma rapidez. Caño Cristales es una sucesión de rápidos, cascadas, correones y pocetas. La aguas son de tal pureza que permiten ver el fondo y toda la magia que encierra este hermoso río.


Fauna y Flora


La Serranía de la macarena posee, entre otras, 420 especies de aves, 10 de anfibios, 43 de reptiles y 8 de primates. El bioma representativo es de selva húmeda subhidrofítica de los piso térmicos cálido, templado y frío.

De la misma manera, carecen por completo de peces, debido a su escasez de materiales de arrastre y sedimentación. Otros caños de la Macarena, ostentan también plantas rojas en invierno, como el Caño Siete Machos. Estas plantas rojas se adhieren fuertemente a las rocas en los lugares donde el río tiene más corriente. Pero el río más bello es indudablemente Caño Cristales.



El río, que está dentro del Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena, es patrimonio biológico de la humanidad.



Hilo de plata, hilo de araña

Hilo de plata, hilo de araña
[Cuento. Texto completo]

Anónimo hindú

Se cuenta que un día el Buda se paseaba por los Cielos, a orillas del Lago de la Flor de Loto. En las profundidades de ese lago, Buda podía ver el Naraka (Infierno). Ese día observó a un hombre llamado Kantaka, quien muerto unos días antes, luchaba y sufría en este infierno. Buda, lleno de compasión, quería ayudar a todos aquellos que, a pesar de haber caído en el infierno, habían hecho una buena acción en su vida.

Kantaka había sido un ladrón y había llevado una vida depravada. Por eso se encontraba en el Naraka. Sin embargo una vez, había actuado generosamente: un día que daba un paseo, vio una gran araña y tuvo el deseo de aplastarla, pero detuvo su gesto, pensando súbitamente que podía ayudarla; la dejó con vida y continuó su camino.
Buda vio en esta acción generosa un buen espíritu y tuvo deseo de ayudarlo. Por eso arrojó a las profundidades del lago un hilo de araña largo que llegó hasta los infiernos, hasta Kantaka. Kantaka miró este nuevo objeto y constató que era una cuerda de plata muy fuerte. Pero no quiso creerlo y se dijo que sería sin lugar a dudas un hilo de araña que pendía y que sería poco probable subir por él. Pero como deseaba ardientemente salir de Naraka, intentaría el todo por el todo. Se aferró al hilo pensando que la escalada sería muy peligrosa ya que el hilo podría romperse de un momento a otro. Pero comenzó a subir... a subir... ayudándose con los pies y con las manos, haciendo grandes esfuerzos para no resbalar.
La escalada era larga. Cuando llegó a la mitad quiso mirar hacia abajo, a los infiernos, ya que seguramente estaría ya muy lejos. Arriba veía la luz y sólo deseaba llegar a ella. Inclinándose hacia abajo para mirar por última vez, vio una multitud de gentes que subía tras él en una cadena ininterrumpida desde las grandes profundidades de los infiernos. El pánico se apoderó de él: esta cuerda era lo bastante sólida justo para él; pero ante el peso de estos centenares de personas que subían por ella, seguramente cedería ¡y todos se encontrarían de nuevo en el infierno!¡Qué mala suerte!
-¡Esa gente debería quedarse en el infierno! ¿Por qué tienen que seguirme? -maldijo contra ellos.
En ese momento preciso, el hilo cedió muy exactamente a la altura de las manos de Kantaka y todos cayeron en las profundidades tenebrosas del lago. Al mismo tiempo, el sol de mediodía resplandecía sobre el lago por cuya orilla se paseaba el Buda.



diumenge, 29 de maig de 2011

A MARGARITA DEBAYLE


Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar:
tu acento.
Margarita, te voy a contar
un cuento.

Éste era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes,

un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
vió una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fué la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo malo es que ella iba
sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: "¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho,
que encendido se te ve?"

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
"Fuí a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad."

Y el rey clama: "¿No te he dicho
que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura! ¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar."

Y dice ella: "No hubo intento;
yo me fuí no sé por qué;
por las olas y en el viento
fuí a la estrella y la corté."

Y el papá dice enojado:
"Un castigo has de tener:
vuelve al cielo, y lo robado
vas ahora a devolver."

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: "En mis campiñas
esa rosa le ofrecí:
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí."

Viste el rey ropas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento. 

Rubén Darío

Noche

Noche...compañera de mi soledad,
mensajera de mis recuerdos,
tu que ocultas en tu oscuridad,
todos aquellos mis sufrimientos ,
no le cuentes a nadie de mi tristeza,
que quizas eres tu la esperanza ,
para curar mi corazón....

Noche tu que viste mis lágrimas rodar,
y escuchaste de mi corazón su llanto,
guiame como una estrella de tu altar,

Tu que inspiras ternura y amor ,
tu que me cobijaste bajo tu manto,
y quitaste mi dolor...
dando a mi espiritu,paz y calma,

Noche que triste me sentí,
como cuando cantas triste,
silbido melancolico,
que en un isntante ,
tan lejos se lo llevo el viento....

Noche ,eres mi amiga ,
y al brindarme tu amistad ,
me diste felicidad,
quitandome la tristeza,
NOCHE ...compañera de mi soledad!!!

Maria Astiz 29-5-2011
 

dissabte, 28 de maig de 2011

Te debo este sueño


Elegía Lamentable


Desde este mismo instante seremos dos extraños
por estos pocos días, quién sabe cuántos años...
yo seré en tu recuerdo como un libro prohibido
uno de esos que nadie confiesa haber leído.
Y así mañana, al vernos en la calle, al ocaso,
tu bajarás los ojos y apretarás el paso,
y yo, discretamente, me cambiaré de acera,
o encenderé un cigarro, como si no te viera...

Seremos dos extraños desde este mismo instante
y pasarán los meses, y tendrás otro amante:
y como eres bonita, sentimental y fiel,
quizás, andando el tiempo, te casarás con él.
Y ya, más que un esposo será como un amigo,
aunque nunca le cuentes que has soñado conmigo,
y aunque, tras tu sonrisa, de mujer satisfecha,
se te empañen los ojos, al llegar una fecha.

Acaso, cuando llueva, recordarás un día
en que estuvimos juntos y en que también llovía.
Y quizás nunca más te pongas aquel traje
de terciopelo verde, con adornos de encaje.
O harás un gesto mío, tal vez sin darte cuenta,
cuando dobles tu almohada con mano soñolienta.
Y domingo a domingo, cuando vayas a misa,
de tu casa a la iglesia, perderás tu sonrisa.

¿Qué más puedo decirte? Serás la esposa honesta
que abanica al marido cuando ronca la siesta:
tras fregar los platos y destender las camas,
te pasarás las noches sacando crucigramas...
Y así, años y años, hasta que, finalmente,
te morirás un día, como toda la gente.
Y voces que aún no existen sollozarán tu nombre,
y cerrarán tus ojos los hijos de otro hombre.

No me importa quién pase después por un sendero,
si me queda el orgullo de haber sido el primero.
Y el vaso que embriagara mi ilusión o mi hastío,
aunque esté en otra mano, seguirá siendo mío.
Por eso puedes irte, mi pobre soñadora,
pues si el reloj se para, no detiene la hora,
y tú serás la misma de las noches aquellas,
aunque cierres los ojos por no ver las estrellas...

José Ángel Buesa


Frases Albert Einstein


 "Los conceptos y principios fundamentales de la ciencia son invenciones libres del espíritu humano."
  "La ley de la gravedad no es responsable de que la gente se enamore."
  "Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro."
  "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo."
  "Yo nunca pienso en el futuro. Viene bastante rápido."
  "Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor."
  "La única cosa realmente valiosa es la intuición."
  "Dos cosas son infinitas: el universo y la estupidez humana; y yo no estoy seguro sobre el universo."
  "La formulación de un problema, es más importante que su solución."
"El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados."
  "Un estomago vacío, es un mal consejero."
  "La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter." . "Quien nunca ha cometido un error nunca ha probado algo nuevo."
  "Si los hechos no encajan en la teoría, cambie los hechos."
  "La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices."
  "El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad."
  "Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre."
  "Triste época la nuestra. Es mas fácil desintegrar un átomo que superar un prejuicio."
  "La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa."
  "La imaginación es más importante que el conocimiento."
"El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir."
"Lo más incomprensible del Universo, es que sea comprensible."
"En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto."
"Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida." 


divendres, 27 de maig de 2011

Intimidad


Soñamos juntos
juntos despertamos
el tiempo hace o deshace
mientras tanto
no le importan tu sueño
ni mi sueño
somos torpes
o demasiado cautos
pensamos que no cae
esa gaviota
creemos que es eterno
este conjuro
que la batalla es nuestra
o de ninguno
juntos vivimos
sucumbimos juntos
pero esa destrucción
es una broma
un detalle una ráfaga
un vestigio
un abrirse y cerrarse
el paraíso
ya nuestra intimidad
es tan inmensa
que la muerte la esconde
en su vacío
quiero que me relates
el duelo que te callas
por mi parte te ofrezco
mi última confianza
estás sola
estoy solo
pero a veces
puede la soledad
ser
una llama. 

Mario Benedetti

dimecres, 25 de maig de 2011

Un recuerdo y un suspiro

 
¡Corazón que no has amado,
tú no sabes el dolor
de un corazón acosado,
carcomido y desgarrado
por amarguras de amor!

No sabes como se llora
con la noche y con la aurora,
con ese llanto que quema;
con ese sol que colora
en la frente un anatema.

Se llora con el placer,
se llora con el pesar,
con el recuerdo de ayer,
y mañana...hay que llorar
si nos ama una mujer.

Tú, velado a la tormenta
de borrascosa pasión,
no sabes como se aumenta,
cómo inflamada revienta
la pena en el corazón.

Cómo le devora eterno
ese esperar indeciso;
cómo abraza el fuego interno
de tener un infierno
donde estuvo un paraíso.

¡Amar y no ser amado!
¡Sentir y no consentir!
¡Morir viviendo olvidado!
¡Ay! ¡Morir de enamorado
y no poderlo decir!

¡Bullir en el pensamiento
el bello ser de otro ser...
y ese roedor tormento
que hemos bebido en el viento,
en la voz de una mujer!

Sí; mis oídos la oyeron,
mis ojos la contemplaron;
era hermosa, y la creyeron...,
mis oídos me mintieron
o sus ojos me engañaron

Era un ángel tal vez; descendió al suelo
para dejar sobre la tierra limpia
alguna oculta maldición del cielo
y un reguero de luz y de armonía.

La amé al pasar, y me dejó pasando;
y por único alivio de mi honda pena
"Canta", me dijo; y la visión flotando,
se deshizo en la atmósfera serena.
 
José Zorrilla
 
 

Hubo un momento


 Hubo un momento en el que creías que la tristeza sería eterna;
pero volviste a sorprenderte a ti mismo riendo sin parar.
Hubo un momento en el que dejaste de creer en el amor;
y luego apareció esa persona a la que amarías.
Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir;
y conociste a ese amigo que te hizo reir y llorar.
Hubo un momento en el que creías que la comunicación con alguien se había perdido;
y llegó el cartero a visitar tu buzón.
Hubo un momento en el que la pelea parecía ser eterna;
y si dejarte ni siquiera entristecer terminó en un abrazo.
Hubo un momento en el que un exámen parecía imposible de pasar;
y hoy es un exámen más que aprobaste en tu carrera.
Hubo un momento en el que dudaste de encontrar un buen trabajo;
y hoy puedes darte el lujo de ahorrar para el futuro.
Hubo un momento en el que creíste que no podrías hacer algo;
y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo.
Hubo un momento en el que creíste que nadie te comprendía;
y te asombraste cuando alguien parecía leer tu corazón.
Así como hubo momentos en el que la vida cambió en un instante,
nunca olvides que aún habrá momentos, en el que lo imposible
se tornará en un sueño hecho realidad.
Nunca dejes de soñar, porque soñar,
es el principio de un sueño hecho realidad.


dijous, 19 de maig de 2011

Cotlliure


Colliure (idioma francés: Collioure, catalán Cotlliure, y a veces en castellano Colibre, como lo menciona Antonio de Nebrija en el "Prólogo" a su célebre Gramática) es un municipio francés de 2.944 habitantes (2007) situado en el departamento francés de los Pirineos Orientales y en la región Languedoc-Rosellón. Este pueblo costero, perteneciente a la Cataluña francesa, y más concretamente a la comarca del Rosellón, que ha conseguido mantener intacta toda la calma de la ciudad histórica, célebre desde la época de los Reyes de Mallorca, fue inmortalizado por grandes pintores. A principios del siglo XX, Matisse y Derain, acudieron a esta localidad atraídos por la luz de su puerto pesquero y el colorido de sus casas que inmortalizaron en sus lienzos. En este pueblo falleció Antonio Machado en el exilio y está enterrado en su cementerio. Desde 1949 hasta su muerte, vivió aquí el novelista Patrick O'Brian, enterrado también en el cementerio.


ME VOY A PIE
Es preciso olvidar el tejado rojo
y la ventana con flores.
La escalera oscura y la vieja imagen
que se escondía en un rincón.
Y la cama de madera negra y agujereada
y tus sábanas tan limpias
y la llegada suave de un amanecer 
que nos despierta más viejos.

Pero no quiero que tus ojos lloren:
dame tu adiós.
El camino es cuesta arriba 
y me voy a pie.

Es preciso decir adiós a la puerta que se cierra
y no quisimos cerrar.
Es preciso llenar el pecho y entonar una canción
si el frío de fuera nos hace estremecer.
Es preciso ignorar ese perro que ladra 
atado a un palo seco,
y olvidar de golpe tu imagen
y este pequeño lugar.

Pero no quiero que tus ojos lloren:
dame tu adiós.
El camino es cuesta arriba 
y me voy a pie.

Es preciso cargar la guitarra a mi espalda
y volver a hacer el camino
que un atardecer gris, remontando la loma,
me trajo hasta aquí.
Las olas borrarán las huellas
que dejo en tu puerto.
Me voy a pie, el camino es cuesta arriba
y en las orillas hay flores.
 
Letra de la canción me voy a pie de Joan Manuel Serrat. 

dimarts, 17 de maig de 2011

Sonetos del Arcángel


Quiero, para nombrarte, voz tan fina
y tan honda... conciencia de la rosa,
eje del aire, llama melodiosa,
cambiante y desolada voz marina.

Vaivén de arrullo, trémolo a sordina,
rumor que el mundo y el azul rebosa;
arpegio de la escala luminosa
donde el canto de amor sube y se afina.

Para nombrarte debo ser tan clara
como lira perfecta que tocara
mano imposible, de belleza viva.

Y ha de vibrar dulcísimo tu nombre
-verbo del ángel, música del hombre-
en mi delgada lengua sensitiva.

(II)
¡Amor, pequeño amor, amor gigante!
Gusanillo de luz y sol de Enero.
Playa de siglos, clima del instante,
ancla fija en el golfo marinero.

Almena sobre rumbos del levante.
Alta señal de guía y de pionero.
Espejo que refleja la distante
línea de lo perfecto y verdadero.

Por ti, devotamente, a toda hora,
alza mi ensueño su celeste llama
y se humilla la carne pecadora.

Para seguir tus huestes he nacido:
¡Símbolo eterno que mi voz proclama,
alado capitán jamás vencido!

(III)
Amor, eres radiante como el día
y como el agua transparente y puro;
vienes de la más clara lejanía
como un panal de sol, rico y maduro.

Por ti el silencio cambia en armonía
su angustia singular, su anillo oscuro,
y anuncian resplandores del futuro
el vuelo de una azul pajarería.

Y yo, que siento ante la luz la viva
atracción que domina y que cautiva
al mirasol girante y empinado;

busco tu claridad de maravilla
y en lo solar, como una flor sencilla,
define el corazón forma y estado.

(IV)
Se alza mi corazón... rosa de vida,
con musical fragancia y miel de aurora,
y es una dulce y nueva flor cantora
en el rosal eterno suspendida.

Río del ansia copia y enamora
su soledad vibrante y conmovida,
mas para ser tu rosa preferida
es intocada rosa trepadora.

La envuelve lo celeste, sólo sabe
de la pureza que en el aire cabe
y de tu clara y alta perfección.

Y en un tallo invisible se levanta
hasta la suave curva de tu planta
la rosa de mi absorto corazón.

(V)
Nada puede igualarte... ni la estrella
que es ojo y brasa, joya y flor deseada;
ni la flor -ala tímida- clavada
al barro humilde que la forma sella.

Palma de sangre, fugitiva huella,
criatura y ángel, brisa y llamarada;
para tejer tu gracia ilimitada
toda cosa prestó su línea bella.

Porque sé que en lo bello lo divino
guarda el poder de misterioso rayo
que vuelve el lodo humano cristalino;

mi gajo en madurez, mi flor de mayo,
trémulos -en el goce y la dulzura-
han sido ofrenda a la belleza pura.

(VI)
Te elevo sobre el mundo y el ensueño,
¡escultura de luz, de aroma y canto!
Ala impaciente, roce de tu manto,
tácito y puro en vida y en diseño.

Te sostiene mi verso, tan pequeño
-piedra de espuma, base del encanto-
y en vigilias y vórtices de llanto
sierva soy al servicio de mi dueño.

Toda belleza en ti dobla su gracia,
toda gracia precisa sus virtudes,
toda virtud aumenta su eficacia.

Se alza de mi verdad tu nombre fuerte
y en espacio de soles y laúdes
quiebra el ángulo frío de la muerte.

(VII)
Te busca el hombre, terco y confundido,
¡sol que al ojo cobarde ha deslumbrado!
¡dardo de lo infinito que has herido
con punta de virtud mente y costado!

Sosteniendo el valor de su latido,
arrastrando su carne de pecado,
es ala de ansiedad, niño perdido,
queriendo conocer lo adivinado.

Y va, con soledad de espina y hielo,
buscando por el mundo y por el cielo
lo que en milagro le será ofrecido.

Y te vislumbra, intacto y silencioso,
resuelto en torbellinos sin reposo
y entre prismas de lágrimas erguido.
Claudia Lars

dilluns, 16 de maig de 2011

La luna


La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía
Un pedazo de luna en el bolsillo
es el mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.


Fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad crónica, generalizada y que se caracteriza por dolor de larga duración en los músculos y en las articulaciones de todo el cuerpo. Puede ser  especialmente intenso en algunos puntos: zona occipital y cervical, en la parte alta y baja de la espalda, rodillas, codos y glúteos. La intensidad del dolor varía de día en día, y puede cambiar de lugar, pudiendo llegar a ser más severo en aquellas partes del cuerpo que se usan más (cuello, hombros, cadera y pies). En algunas personas, el dolor interfiere con las tareas diarias y cotidianas, mientras que en otras, sólo les ocasiona un malestar leve.



 
Puntos dolorosos a la exploración
Son muy frecuentes los trastornos del sueño, el cansancio, la rigidez y sensación de hinchazón y entumecimiento de las articulaciones, alteraciones intestinales con estreñimiento seguido de descargas diarréicas, sequedad de boca, acidez de estómago o exceso de gases.
Como en el caso del dolor también varían en intensidad de un día a otro el cansancio y la sensación de hinchazón o entumecimiento de las articulaciones, presentándose especialmente al levantarse o después de estar sin moverse, con gran sensibilidad al frío o al calor, especialmente en las manos y pies. Algunas personas sienten dolor en el pecho, palpitaciones o sensación de falta de aire o dificultad para respirar.
Otros pacientes con fibromialgia presentan el trastorno conocido como el "síndrome de las piernas inquietas", que se caracteriza por una necesidad imperiosa de mover las piernas, sobre todo cuando se está descansando o en reposo, ocasionando a veces movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño.
Con frecuencia los enfermos padecen dolor de cabeza y de la articulación témporo-maxilar, vértigo o sensación de mareo, e hipersensibilidad a la luz o a los ruidos. Algunas pacientes presentan dolor menstrual y al mantener relaciones sexuales.
En otros pacientes aparece dolor en la zona vesical (bajo vientre) y al orinar, con sensación de necesidad de orinar con mucha frecuencia.
La ansiedad y la depresión pueden empeorar con la falta de sueño y la tensión, y a la inversa, los síntomas dolorosos se agravan por el cansancio y la depresión.
Es una enfermedad frecuente que padece hasta el 5% de la población, siendo más común en las mujeres que en los hombres adultos, aunque puede aparecer en niños
Se desconoce la causa de esta enfermedad, su evolución es benigna, sin riesgo para la vida y sin  provocar invalidez o lesiones definitivas.



Dictados del corazón


Hoy, después de mucho tiempo,
He vuelto a escribir...
Los dictados del corazón,
Que siempre me hace sufrir.
Hoy el verdadero yo,
Resurgió de las cenizas,
Como el ave Fénix, pero...
¿Por qué volver a confiar en él?
Ellas siempre hacen lo mismo,
Con el yo verdadero, juegan,
Se divierten, pero el otro.
Es fuerte, dominador, sin compasión.
Ella es distinta, o yo la veo distinta
Ella despertó lo bueno, lo sensible,
Que pasará conmigo, es que...
Ella podrá salvarme.
Tal vez ese rencor mío,
Que hoy ha desaparecido,
Puede reflotar con su partida,
Que siempre sucede.
¿Cómo tú... una mujer, puede...
Cambiar tanto a un hombre?
Por esa misteriosa palabra...
¿Amor?... ¿amor?... ¡amor!
¿Cómo explicarle que esa palabra
Puede hacer daño en una persona?
Que sufrió tanto, que fue humillado,
Por ese sentir tan tierno.
Que hoy, he vuelto a sentir,
Esa palabra mística,
Que me vuelve humano, frágil...
Y que tal vez, vuelva a dañarme.
Hoy, he vuelto a confiar,
Hoy confió en ti, y...
entrego mi corazón...
Alma y ser, para que dispongas.
Para que disfrutes, quieras y cuides
Demuéstrame que puedo confiar,
Demuéstrame la vida tiene sentido,
yo daré mí ultima gota de sangre.
Hoy, he vuelto a morir...
También he vuelto a vivir,
Por ti, amor mío...
Y por ti también moriría.
Hoy, no se como explicarte
Con palabras, lo que siento,
Por eso...
Hoy he vuelto a escribir.
Pensando en ti,
Sintiendo por ti,
Y fundamentalmente,
Amándote a ti.
Hoy he vuelto a temer...
Por sentir que te necesito,
Hoy he vuelto a temer...
Al verte partir de mi lado
Hoy, amor, te entrego...
Mi destino a ti para que...
recrees con él, o...
Lo disfrutemos juntos.
HOY HE VUELTO A AMAR...
HOY...
ES A TI A QUIEN AMO!!!

Ars moriendi


I
Morir es... Una flor hay, en el sueño
-que, al despertar, no está ya en nuestras manos-,
de aromas y colores imposibles...
Y un día sin aurora la cortamos.
 

II
Dichoso es el que olvida
el porqué del viaje
y, en la estrella, en la flor, en el celaje,
deja su alma prendida.
 

III
Y yo había dicho: «¡Vive!»
Es decir: ama y besa,
escucha, mira, toca,
embriágate y sueña...
Y ahora suspiro: «¡Muérete!»
Es decir: calla, ciega,
abstente, para, olvida,
resígnate... y espera.
 

IV
Era un agua que se secó,
un aroma que se esfumó,
una lumbre que se apagó...
Y ya es sólo la aridez,
la insipidez,
la hez...

V
La Vida se aparece como un sueño
en nuestra infancia... Luego despertamos
a verla, y caminamos
el encanto buscándole risueño
que primero soñamos;
... y, como no lo hallamos,
buscándolo seguimos,
hasta que para siempre nos dormimos.
 

VI
¡Y Ella viene siempre! Desde que nacemos,
su paso, lejano o próximo, huella
el mismo sendero por donde corremos
hasta dar con Ella.

VII
Lleno estoy de sospechas de verdades
que no me sirven ya para la vida,
pero que me preparan dulcemente
a bien morir...
 

VIII
Mi pensamiento, como un sol ardiente,
ha cegado mi espíritu y secado
mi corazón ...
 

IX
El cuerpo joven, pero el alma helada,
sé que voy a morir, porque no amo
ya nada.

Manuel Machado 

 

diumenge, 15 de maig de 2011

Canción de Otoño en Primavera


Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...


Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este
mundo de duelo y de aflicción.


Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.


Yo era tímido como un niño.
Ella, naturalmente, fue,
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salomé...


Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...


Y más consoladora y más
halagadora y expresiva,
la otra fue más sensitiva
cual no pensé encontrar jamás.


Pues a su continua ternura
una pasión violenta unía.
En un peplo de gasa pura
una bacante se envolvía...


En sus brazos tomó mi ensueño
y lo arrulló como a un bebé...
Y te mató, triste y pequeño,
falto de luz, falto de fe...


Juventud, divino tesoro,
¡te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...


Otra juzgó que era mi boca
el estuche de su pasión;
y que me roería, loca,
con sus dientes el corazón.


Poniendo en un amor de exceso
la mira de su voluntad,
mientras eran abrazo y beso
síntesis de la eternidad;


y de nuestra carne ligera
imaginar siempre un Edén,
sin pensar que la Primavera
y la carne acaban también...


Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.


¡Y las demás! En tantos climas,
en tantas tierras siempre son,
si no pretextos de mis rimas
fantasmas de mi corazón.


En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!


Mas a pesar del tiempo terco,
mi sed de amor no tiene fin;
con el cabello gris, me acerco
a los rosales del jardín...
Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...
¡Mas es mía el Alba de oro!
Ruben Darío



Carta de un hijo

CARTA DE UN HIJO A TODOS LOS PADRES  DEL MUNDO

No me grites
Te respeto menos cuando lo haces. Y me enseñas a
gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.

Trátame con amabilidad y cordialidad igual que a
tus amigos
Que seamos familia, no significa que no podamos ser
amigos.

Si hago algo malo, no me preguntes por qué lo
hice
A veces, ni yo mismo lo sé.

No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que
(aunque sea para sacarte de un apuro)
 Haces que pierda la fe en lo que dices y me
siento mal.

Cuando te equivoques en algo, admítelo
Mejorará mi opinión de ti y me enseñarás a admitir
también mis errores.

No me compares con nadie, especialmente con
mis hermanos
Si me haces parecer mejor que los demás, alguien va
a sufrir (y si me haces parecer peor, seré yo quién
sufra).

Déjame valerme por mí mismo
Si tú lo haces todo por mí, yo no podré aprender. No me des siempre órdenes
Si en vez de ordenarme hacer algo, me lo
pidieras, lo haría más rápido y más a gusto.

No cambies de opinión tan a menudo sobre
lo que debo hacer
Decide y mantén esa posición.
Cumple las promesas, buenas o malas
Si me prometes un premio, dámelo, pero
también si es un castigo.

Trata de comprenderme y ayudarme
Cuando te cuente un problema no me digas:
"eso no tiene importancia..." porque para mí sí la
tiene.

No me digas que haga algo que tú no haces
Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas,
aunque no me lo digas. Pero nunca haré lo que
tú digas y no hagas.

No me des todo lo que te pido
A veces, sólo pido para ver cuánto puedo
recibir.

Quiéreme y dímelo
A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas
necesario decirmelo.