dilluns, 25 d’abril de 2011

El hombre que yo amo


El hombre que yo amo tiene
Algo de niño
La sonrisa, ancha, tierna la mirada
Tiene la palabra de mil hombres juntos
Y es mi loco amante, sabio, inteligente.
El hombre que yo amo
No le teme a nada,
Pero cuando ama lo
Estremece todo.
Guerrero incasable en busca de aventuras.
Tiene manos fuertes cálidas y puras.
El hombre que yo amo
Sabe que lo amo
Me toma en sus brazos
Y lo olvido todo;
Él es mi motivo
Es mi propio sol
El me da alegrías que nadie me dio
El hombre que yo amo sabe que lo amo,
Y vuela siempre lejos,
Pero vuelve al nido,
El hombre que yo amo
Sabe que lo amo.
Yo lo quiero loco
Pero loco mío
El hombre que yo amo
Siempre sabe todo,
No sabe de enojos, no entiende rencores.
El arregla todo con sabiduría
Con sólo mirarme me alegra la vida.
El hombre que yo amo
Está vivo en mi mente,
Es mi único ídolo entre tanta gente,
Él hace una fiesta con mi pelo suelto,
Ladrón de mis sueños
Duende de mi almohada
El hombre que yo amo
Sabe que lo amo
Me toma en sus brazos
Y lo olvido todo;
Él es mi motivo
Es mi propio sol
El me da alegrías que nadie me dió
El hombre que yo amo sabe que lo amo,
Y vuela siempre lejos,
Pero vuelve al nido,
El hombre que yo amo
Sabe que lo amo.
Yo lo quiero loco
Pero loco mío...


Mujer de 40


Sonrisa bonita
mirada de quien sabe
un poco de la vida
conoce el amor
y quien sabe, un dolor
guardado, escondido,

Por experiencia
sabe la diferencia
de amor y pasión
lo que es verdadero
lo que es pasajero, o pura
ilusión...

Es joven bastante
más no como antes
más es tan bonita
ella es una mujer
que sabe lo que quiere
y cree en el amor

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado

No importa la edad
la felicidad
llega el día que viene
si ella vive feliz
o espera de nuevo
encontrar a otro cualquiera

Si ella se distrae una lágrima cae
al recordar el pasado,
su mirada distante
va por un instante
a un tiempo dorado,

Retoca el maquillaje
llena de coraje
esa mujer bonita
que ya no es una niña
más a todos fascina
y a mi me conquista,

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado

Retoca el maquillaje
llena de coraje
esa mujer bonita
que ya no es una niña
más a todos fascina
y a mi me conquista,

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado

No quiero saber
de su vida, su historia
ni de su pasado
mujer de cuarenta
yo solo quiero ser
su enamorado


Volveremos a encontrarnos

Cosas sencillas


Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
y quisiera besos en la espalda
acurrucos
que me dijeras las mas grandes verdades
o las mas grandes mentiras
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer mas linda del mundo
que me querés mucho
cosas así
tan sencillas
tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero como una gran ola de ternura
deshaciéndome
un ruido de caracol
un cardumen de peces en la boca
algo de eso
frágil y desnudo
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la mañana
o simplemente una semilla, un árbol
un poco de hierba
una caricia que me haga olvidar
el paso del tiempo
la guerra
los peligros de la muerte. 

Gioconda Belli

 

Adiós


En costa lejana
y en mar de Pasión,
dijimos adioses
sin decir adiós.
Y no fue verdad
la alucinación.
Ni tú la creíste
ni la creo yo,
«y es cierto y no es cierto»
como en la canción.
Que yendo hacia el Sur
diciendo iba yo:
«Vamos hacia el mar
que devora al Sol».
Y yendo hacia el Norte
decía tu voz:
«Vamos a ver juntos
donde se hace el Sol».
Ni por juego digas
o exageración
que nos separaron
tierra y mar, que son
ella, sueño y el
alucinación.
No te digas solo
ni pida tu voz
albergue para uno
al albergador.
Echarás la sombra
que siempre se echó,
morderás la duna
con paso de dos...
Para que ninguno,
ni hombre ni dios,
nos llame partidos
como luna y sol;
para que ni roca
ni viento errador,
ni río con vado
ni árbol sombreador,
aprendan y digan
mentira o error
del Sur y del Norte,
del uno y del dos!

Gabriela Mistral 


A pesar de todo

Aunque amar es arriesgarse a no ser amado de la misma manera...
Aunque vivir es arriesgarse a morir....
Aunque desear es arriesgarse a ser defraudado....
Aunque intentar es arriesgarse a fallar....
A pesar de todo, debes arriesgarte.
Debes correr los riesgos simplemente
porque el mas grande de los peligros de la vida es no arriesgarse.
Las personas que no arriesgan nada, prisioneros de sus temores,
son esclavos que han renunciado a su libertad,
pues solo cuando una persona se arriesga, es libre.
Los pesimistas se quejan del viento;
los optimistas esperan confiadamente que los vientos
cambien de dirección;
y los realistas, ajustan sus velas en la
dirección correcta. Arriésgate;
es cierto que puedes perder,
pero... ¿Has pensado en lo que puedes ganar?

Pascua


¿Qué es la Pascua?

La Pascua es una festividad que generalmente se celebra un domingo de marzo o abril. En algunos países también se festeja en mayo. Para los fieles de la religión cristiana, la Pascua es una de las festividades más importantes del año. Los cristianos creen que Jesús es el hijo de Dios. También creen que Jesús murió y resucitó. En la Pascua se recuerda el día en que Jesús volvió a la vida.


La palabra Pascua probablemente viene de una palabra antigua que significa “primavera”. La Pascua se festeja en la primavera en muchas partes del mundo. Después de un largo y frío invierno, la Pascua es la época en que damos la bienvenida a la nueva vida y crecimiento que trae la primavera. Mucha gente que no es cristiana la celebra por esta razón.


 
   Las personas de distintas partes del mundo celebran la Pascua de diferentes maneras. Algunas tradiciones se celebran en varias culturas. Otras sólo pertenecen a una sola región. Para las personas que participan en esta festividad especial, la Pascua es una ocasión para festejar, estar junto a la familia y celebrar la nueva vida.

Suecia 
Los timbres de las puertas de toda Suecia suenan el jueves y el sábado antes de la Pascua. ¿Quién toca el timbre? ¡Las brujas!
Estas brujas de Pascua en realidad son sólo niñas disfrazadas.

Los antiguos relatos suecos cuentan cómo en la semana anterior a la Pascua las brujas se reúnen.

Por eso, las niñas se visten como brujas en esa ocasión.
A veces, también los niños se disfrazan.
Las pequeñas brujas usan los pañuelos, faldas y delantales de sus madres. Se pintan círculos rojos en las mejillas. Y algunas llevan un palo de escoba.

Las brujas van de puerta en puerta y felicitan a sus vecinos por la Pascua. Cada bruja sostiene una tetera o cafetera de cobre para recibir dulces o dinero de regalo.


Las familias suecas comen la cena de Pascua el sábado por la noche, la víspera de la Pascua. Se dan un festín de pescado, jamón, cordero y huevos hervidos de Pascua.


Luego, los niños buscan los huevos que sus padres escondieron para ellos. Se oculta un huevo para cada niño. El huevo no es de verdad. Está hecho de cartón de colores y está lleno de dulces deliciosos.


Etiopía 
En la noche anterior a la Pascua, los cristianos etíopes llenan sus iglesias. Allí rezan y cantan durante horas. Después de la iglesia, todos se dirigen a su casa a comer con amigos y familiares. La fiesta de Pascua dura dos días o más. A menudo incluye carne de carnero.

Como parte de la celebración, algunas familias leen la Biblia. Muchas personas juegan al
mancala.
El mancala es un juego de mesa que tiene fichas, como las damas o el ajedrez.
Estas fichas pueden ser semillas, piedras o frijoles. El tablero, tallado en madera, tiene huecos o concavidades.
Cada jugador mueve las fichas de una concavidad a otra, tratando de capturar las fichas de los demás jugadores.
El jugador que consiga todas las fichas gana.

Rusia 
En la semana anterior a la Pascua, las familias rusas tienen mucho qué hacer. Todos quieren que su casa esté limpia para la cena de Pascua.
Los niños ayudan a sus padres a quitar el polvo, pasar la escoba y el trapeador.
Algunas personas incluso pintan las paredes para que se vean limpias y nuevas. Entre tarea y tarea, las familias compran ropa nueva para la Pascua.

Muchas familias van a la iglesia la noche anterior a la Pascua.

La misa termina a la medianoche. Pero todavía no es hora de dormir.
¡Es hora del festín de Pascua!
El plato principal es carne asada. También hay muchos huevos de Pascua.
El postre es un queso dulce y cremoso llamado pashka.
El pashka está cubierto con nueces y frutas secas. Es delicioso comerlo con un pastel de Pascua llamado kulich.
El kulich se hornea en una lata para que sea alto. Está relleno de frutas y nueces y cubierto con glasé dulce.

Las celebraciones de la Pascua duran el resto de la semana.

Cuando la gente se encuentra, se dan tres besos y se desean felices Pascuas.
Los niños hacen un juego con los huevos de Pascua. Cada jugador choca su huevo contra el del otro jugador. La persona cuyo huevo se quiebre primero debe dárselo al contrincante.

Algunos de los huevos de Pascua más famosos del mundo provenían de Rusia. Los fabricaba un joyero llamado Peter Carl Fabergé.

En 1885, comenzó a hacer hermosos huevos cada Pascua para los gobernantes de Rusia.
Los hacía con oro, plata y otros metales preciosos, y los cubría con gemas deslumbrantes.
La mayoría de sus huevos podían abrirse y tenían una sorpresa adentro. Uno tenía un barco de oro. Otro, un águila hecha con diamantes.
Los huevos creados por Fabergé son obras de arte conocidas en todo el mundo.

Egipto 
La Pascua es un día de júbilo para los cristianos de Egipto.
Las personas van a la iglesia en la mañana. Luego, se reúnen con sus familias para el festín de Pascua.
Comen pavo, cordero y hojas de parra rellenas con carne y arroz.
Muchos padres obsequian ropa nueva a sus hijos. A veces los niños también reciben dinero.

Para divertirse, los niños celebran concursos donde se hacen rodar huevos. Cada participante hace rodar un huevo por la ladera de una colina. El huevo que llega primero a la base es el ganador.


México 
En México, la Pascua comienza temprano.
Durante la semana antes del domingo de Pascua, la gente participa en muchos desfiles.
Se ponen disfraces y representan la historia de los últimos días de la vida de Jesús.
Una obra llamada la Pasión relata la muerte de Jesús.
En la Ciudad de México, miles de personas participan en la Pasión. Y millones más viajan para ver la representación.

Muchas personas van a la iglesia la víspera de Pascua.

Luego, se reúnen en la plaza del pueblo. Los hombres cuelgan personajes de papel de vistosos colores. Algunos representan enemigos del pueblo mexicano. Un personaje simboliza el diablo. De pronto, los cohetes comienzan a tronar. Los personajes de papel también explotan y caen al suelo hechos confeti. La multitud grita alegremente.

En la mañana de la Pascua, las campanas de la iglesia repican enérgicamente.

La gente va a la iglesia. Después, la plaza del pueblo se llena nuevamente con familias felices.
Los padres les compran helados, raspados y globos a los niños.
En algunos pueblos también hay ferias con juegos mecánicos.

Filipinas 
La Pascua en las Filipinas comienza cuando sale el sol.
Las niñas se disfrazan de ángeles. Las madres las llevan a un extremo del pueblo.
Las mujeres y niñas cargan una estatua de María, la madre de Jesús. La cara de María está cubierta con un velo negro.
El velo representa la tristeza de María porque Jesús ha muerto.

Los muchachos y los hombres van al otro extremo del pueblo. Llevan una estatua de Jesús.

Los dos grupos marchan en una procesión hacia el centro del pueblo.
Cuando se encuentran, colocan las estatuas de María y Jesús juntasy los niños entonan canciones de Pascua.

Una de las niñas le quita el velo a María. Debajo del velo, María sonríe porque está feliz de ver que su hijo ha resucitado de entre los muertos. Se sueltan palomas blancas como símbolo de paz.

Luego, las familias van juntas a la iglesia para celebrar la festividad.

Colombia 
Los burros de San Antero tienen mucho que decir la víspera de Pascua.
La mayor parte del año, los burros trabajan intensamente jalando de carros y arados. Pero en la Pascua, son las estrellas de un concurso de belleza
Las familias de campesinos se esfuerzan para que sus burros luzcan perfectos para el concurso. Cada burro lleva un atuendo.
Los burros machos usan trajes y corbatas. Las hembras lucen vestidos y sombreros. Y algunas usan traje de baño

Todo el pueblo va a ver el concurso de los burros. El macho y la hembra más hermosos ganan.

¿Cuál es el premio? Algo que todo burro desearía ganar. Los burros más hermosos no tendrán que trabajar nunca más.


Alemania 
Los hogares alemanes se llenan de adornos brillantes para la Pascua.
Mucha gente pone narcisos amarillos y f lores de cerezo rosadas.
Las f lores les recuerdan a todos que la primavera ha llegado.
Algunas familias colocan ramas de sauce en un jarrón adentro de la casa. En esas ramas se cuelgan huevos de colores para adornar el árbol de Pascua.

En algunas partes de Alemania, un zorro, una grulla o un cuclillo traen los dulces de Pascua.

Pero en la mayoría de los lugares, los niños esperan la visita de la liebre de Pascua.
El día anterior a la Pascua, los niños arman pequeños nidos con ramitas y paja. Esperan que la liebre de Pascua ponga huevos en los nidos durante la noche.

Algunos niños también hacen un huevo de Pascua especial para sus padres. En ese huevo, escriben la promesa de ayudar con las tareas de la casa.
Temprano en la mañana de Pascua, los niños corren a ver los nidos que hicieron el día anterior.
Encuentran conejos de chocolate, huevos de chocolate y coloridos huevos de Pascua.
Después de comer sus dulces, hacen juegos y una búsqueda de huevos.
También entregan a sus padres los huevos especiales.
Luego, muchas familias van a la iglesia.
El resto del día disfrutan de una buena comida y visitan a sus seres queridos. Juntos comparten la dicha que la Pascua y la primavera traen.




Libertad


 Érase una vez un pájaro, adornado, con un par de alas perfectas y plumas relucientes, coloridas y maravillosas. En fin, un animal hecho para volar libre e independiente, para alegrar a quien lo observarse. Un día, una mujer lo vio y se enamoro de él. Se quedó mirando su vuelo con la boca abierta de admiración, con el corazón latiéndole de prisa, con los ojos brillantes de emoción. Lo invitó a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo con completa armonía. Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro.

Pero entonces pensó: Tal vez quiera conocer unas montañas distantes!! Y la mujer tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir nunca más aquello con otro pájaro. Y sintió envidia de la capacidad de volar del pájaro.

Y se sintió sola. Y pensó: Voy a poner una trampa. La próxima vez que el pájaro venga, no volverá a marcharse.

El pájaro, que también estaba enamorado, volvió al día siguiente, cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula.

Todos los días ella miraba al pájaro. Ahí estaba el objeto de su pasión, y se lo enseñaba a sus amigas, que comentaban: eres una persona que lo tiene todo. Sin embargo, empezó a producirse una extraña transformación: como tenía el pájaro y ya no tenía que conquistarlo, fue perdiendo el interés. El pájaro, sin poder volar ni expresar el sentido de su vida, se fue consumiendo, perdiendo el brillo, se puso feo y ella ya no le prestaba atención, excepto para alimentarlo y limpiar la jaula.

Un buen día el pájaro murió. Ella se puso muy triste y no dejaba de pensar en el. Pero no recordaba la jaula, recordaba, solo el día que lo había visto por primera vez, volando contento entre las nubes.

Si profundizase en sí misma, descubriría que aquello que la emocionaba tanto del pájaro, era su libertad, la energía de las alas en movimiento, no su cuerpo físico.

Sin el pájaro, su vida también perdió sentido y la muerte vino a llamar a su puerta. Por que has venido? le pregunto a la muerte.

Para que puedas volar de nuevo con el por el cielo,- Respondió la muerte-. Si lo hubieses dejado partir y volver siempre, lo admirarías y lo amarías todavía más, sin embargo, ahora necesitas de mi para poderlo encontrar de nuevo.