dimarts, 12 de juliol de 2011

Madurar es opcional


El primer día en la universidad, nuestro profesor se presentó y nos pidió que procuráramos llegar a conocer a alguien a quien no conociéramos todavía.
Me puse de pie y miré a mi alrededor, cuando una mano me tocó suavemente el hombro.
Me di la vuelta y me encontré con una viejita arrugada cuya sonrisa le alumbraba todo su ser.
- Hola, buen mozo. Me llamo Rose. Tengo ochenta y siete años. ¿Te puedo dar un abrazo?
Me reí y le contesté con entusiasmo:
-¡Claro que puede!. Ella me dio un abrazo muy fuerte.
- ¿Porqué está usted en la universidad a una edad tan temprana, tan inocente?, le pregunté.
Riéndose contestó:
- Estoy aquí para encontrar un marido rico, casarme, tener unos dos hijos, y luego jubilarme y viajar.
- Se lo digo en serio, le dije.
Quería saber qué le había motivado a ella a afrontar ese desafío a su edad.
- Siempre soñé con tener una educación universitaria y ahora, simplemente la voy a tener!, me dijo.
Después de clases caminamos al edificio de la asociación de estudiantes y compartimos un batido de chocolate.
Nos hicimos amigos enseguida.
Todos los días durante los tres meses siguientes salíamos juntos de la clase y hablábamos sin parar.
Me fascinaba escuchar a esta "máquina del tiempo".
Ella compartía su sabiduría y experiencia conmigo.
Durante ese año Rose se hizo muy popular en la universidad; hacía amistades a donde iba.
Le encantaba vestirse bien y se deleitaba con la atención que recibía de los demás estudiantes.
Se lo estaba pasando de maravilla.
Al terminar el semestre, invitamos a Rose a hablar en nuestro banquete de fútbol.
No olvidaré nunca lo que ella nos enseñó en esa oportunidad.
Luego de ser presentada, subió al podio.
Cuando comenzó a pronunciar el discurso que había preparado de antemano, se
le cayeron al suelo las tarjetas donde tenía los apuntes...
Frustrada y un poco avergonzada se inclinó sobre el micrófono y dijo simplemente:
-Disculpen que esté tan nerviosa. Dejé de tomar cerveza por cuaresma y ¡este whisky me está matando!.
No voy a poder volver a poner mi discurso en orden, así que permítanme simplemente decirles lo que sé.
Mientras nos reíamos, ella se aclaró la garganta y comenzó:
- No dejamos de jugar porque estamos viejos; nos ponemos viejos porque dejamos de jugar.
Hay sólo cuatro secretos para mantenerse joven, ser feliz y triunfar.

1.- Tenemos que reír y encontrar el buen humor todos los días.

2.- Tenemos que tener un ideal. Cuando perdemos de vista nuestro ideal, comenzamos a morir. ¡Hay tantas personas caminando por ahí que están muertas
y ni siquiera lo saben!.

3.- Hay una gran diferencia entre ponerse viejo y madurar. Si ustedes tienen diecinueve años y se quedan en la cama un año entero sin hacer nada productivo se convertirán en personas de veinte años. Si yo tengo ochenta y siete años y me quedo en la cama por un año sin hacer nada tendré ochenta y ocho años.

4.- Todos podemos envejecer. No se requiere talento ni habilidad para ello.
Lo importante es que maduremos encontrando siempre la oportunidad en el cambio.
No me arrepiento de nada.
Los viejos generalmente no nos arrepentimos de lo que hicimos sino de lo que no hicimos. Los únicos que temen la muerte son los que tienen remordimientos.

Terminó su discurso cantando 'La Rosa'. Nos pidió que estudiáramos la letra de la canción y la pusiéramos en práctica en nuestra vida diaria. Rose terminó sus estudios...

Una semana después de la graduación, Rose murió tranquilamente mientras dormía.
Más de dos mil estudiantes universitarios asistieron a las honras fúnebres para rendir tributo a la maravillosa mujer que nos enseñó con su ejemplo, que nunca es demasiado tarde para llegar a ser todo lo que se puede ser.

No olvides que ENVEJECER ES OBLIGATORIO; MADURAR ES OPCIONAL.!!!




La solución está en la mente

“El mayor descubrimiento de mi generación es que un ser humano puede cambiar su vida cambiando su actitud mental”. William James.

El discípulo no terminaba de comprender. Cada vez que tenía una contrariedad se desesperaba, se abatía o incluso se hundía en el mayor desánimo. Sin embargo el maestro, imperturbable, siempre decía:

-Està bien, està bien.

Se preguntaba si es que el maestro nunca le sucedía nada desagradable o si es que era tan afortunado que nunca tendría que enfrentarse con las adversidades. A menudo insistía, muy sosegado:

-Està bien, està bien.

Intrigado un día le preguntó directamente al maestro:

-Pero ¿nunca te enfrentas a situaciones que no pueden ser resueltas? No comprendo como declaras siempre: Todo està bien, todo està bien, como si nada adverso te sucediera.

El maestro sonrió y dijo:

-Si, sí,  todo esta bien.

-Pero ¿por qué?-preguntó el discípulo.

-Porque cuando no puedo solucionar una cosa en el exterior, la resuelvo en mi mente cambiando de actitud. Ningún ser humano puede controlar todas las circunstancias y acontecimientos, pero si puede controlar su actitud ante ellos. Por eso, para mi, todo està bien, todo està bien.

Aunque hay muchas dificultades en el exterior, la peor dificultada menudo està en la propia mente. Aunque en el exterior pueden existir adversarios, el más implacable enemigo esta en la mente. Cuando puedas modificar una situación o acontecimiento para mejorarlos, modifícalos, pero cuando no sea posible, cambia tu actitud mental y trata de mantenerte en la firmeza y equilibrio de la mente.

Tomado del libro: “Cuentos espirituales del Himalaya”.

Facundo Cabral

 Facundo Cabral
 (1937-2011)

Biografía: Cantante, compositor, escritor y dibujante argentino, cuyas presentaciones son noches de poesía y filosofía revestidas de música, anécdotas e historias.Nació en La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 22 de mayo de 1937.  El padre abandonó a la familia cuando Facundo Cabral era muy pequeño, quedando su madre a cargo de él y sus dos hermanos. La infancia de Facundo Cabral transcurrió con muchas carencias. Fue encerrado en un reformatorio, de donde escapó al poco tiempo. En 1959 ya tocaba la guitarra y cantaba folklore. Tiempo después, Facundo Cabral viaja de Tierra del Fuego a Mar del Plata, una localidad de Buenos Aires, empleándose en un hotel. El encargado del lugar le ofrece cantar, llamándose primero "El indio Gasparino" y más adelante usando su nombre verdadero. En 1970 se conoce la canción "No Soy De Aquí, Ni Soy De Allá", que le da fama mundial a Facundo Cabral. Su vida toma un rumbo espiritual, transformándose en un cantante de protesta y realizando, a través de sus canciones, críticas sociales. Durante la última Dictadura Argentina (1976-1983), debió exiliarse en México, donde sigue trabajando incansablemente. En 1984 regresa a la República Argentina, habiendo recorrido muchos países donde llevó su arte y pensamiento. Desde ese momento, se asocia a Facundo Cabral con la lucha por la libertad, la justicia social y el amor. En reconocimiento a su constante llamado a la paz y al amor, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz" (1996). En un confuso episodio, Facundo Cabral es asesinado en la Ciudad de Guatemala,el 9 de julio del 2011, camino al Aeropuerto Internacional La Aurora para tomar un avión que lo llevaría a Nicaragua.

  
"Cuando se fue de su casa, niño aún, su madre lo acompañó a la estación y, cuando se subió al tren, le dijo: este es el segundo y último regalo que puedo hacerte, el primero fue darte la vida, el segundo libertad para vivírla, y Facundo cuidó de esa libertad como nadie, por eso es uno de los pocos hombres independientes que anda por este planeta, un lobo estepario que pasa por las ciudades para excitar a la gente.
Con los años, y casi todo el mundo recorrido, su fuego ganó en calidad porque antes quemaba y ahora ilumina, tanto que muchos dejan las drogas o la idea del suicidio después de escucharlo.
Nunca se detuvo en ningún lugar, ni en la fama que, dice, es asunto de los demás, no mío, porque yo vivo no vivo ni con ella ni por ella, la fama es un bullicio que sucede fuera de mi."


Frases Albert Einstein


  • Después de las bombas que destruyeron Japón, Einstein reflexionó: “Si hubiera sabido esto, me habría dedicado a la relojería”.
  • No sé cómo será la III Guerra Mundial, pero sí la IV... con piedras y palos.
  • ¿Azar? Jamás creeré que Dios juega a los dados con el mundo.
  • Un hombre debe buscar lo que es y no lo que cree que debería ser.
  • La emoción más hermosa y más profunda que podemos experimentar es la sensación de lo místico. Es el legado de toda ciencia verdadera. Aquel al que su emoción le es esconocida, que ya no se pregunta ni está en estática reverencia, vale tanto como si estuviera muerto. Tener el conocimiento y el sentimiento de que lo que es impenetrable para nosotros realmente existe, que se manifiesta en la suprema sabiduría y en la más radiante belleza que nuestras torpes facultades sólo pueden comprender en sus formas más primitivas, está en el centro de toda verdadera religiosidad.
  • La vida de un hombre sin religión no tiene sentido; y no sólo lo convierte en un desdichado, sino en un ser incapaz de vivir.
  • El admitir que existe Algo en lo cual no podemos penetrar; el pensar que las razones más profundas, que la belleza más radiante que nuestra mente pueda alcanzar, son sólo sus formas más elementales de expresión; ese reconocimiento, esa emoción, constituye la actitud verdaderamente religiosa. En ese sentido yo soy profundamente religioso.
  • La luz es la sombra de Dios.
  • La Ciencia es una tentativa en el sentido de lograr que la caótica diversidad de nuestras experiencias sensoriales corresponda a un sistema de pensamiento lógicamente ordenado.
  • Nunca pienso en el futuro. Este llega lo suficientemente rápido.
  • Mi ideal político es el democrático. Todo el mundo debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.
  • ¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.
  • La ciencia sin religión está coja y la religión sin ciencia está ciega.
  • Si perdemos el sentido del misterio, la vida no es más que una vela apagada.
  • La energía no se crea, siempre existe, y no se destruye, solamente se transforma por medio del pensamiento o voluntad de quien la maneja.
  • Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.
  • Todo debe simplificarse hasta donde sea posible, pero nada más.
  • Vemos la luz del atardecer anaranjada y violeta porque llega demasiado cansada de luchar contra el espacio y el tiempo.
  • Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.
  • El mundo no está amenazado por las malas personas sino por aquellos que permiten la maldad.
  • Si anhelamos con seguridad y pasión la seguridad, el bienestar y el libre desarrollo del talento de todos los hombres no hemos de carecer de los medios necesarios para conquistarlos.
  • Muchas son las cátedras universitarias, pero escasos los maestros sabios y nobles. Muchas y grandes son las aulas, más no abundan los jóvenes con verdadera sed de verdad y justicia.
  • Una universidad es un lugar donde la universalidad del espíritu humano se manifiesta.
  • Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judio.
  • Mientras somos jóvenes, los pensamientos pertenecen al amor. Después el amor pertenece a los pensamientos.
  • La ciencia no es más que un refinamiento del pensamiento cotidiano.
  • Lo más incomprensible del Universo, es que sea comprensible.
  • La imaginación es más importante que el conocimiento.
  • La realidad es simplemente una ilusión, aunque muy persistente.
  • Soy lo suficientemente artista como para dibujar libremente sobre mi imaginación. La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado. La imaginación circunda el mundo.
  • Es un sentimiento maravilloso el descubrir las características unificadoras de un complejo de fenómenos diversos que parecen totalmente desconectados en la experiencia directa de los sentidos.
  • Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto... algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.
  • Un ser humano es parte del todo que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Está convencido de que él mismo, sus pensamientos y sus sentimientos, son algo independiente de los demás, una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esa ilusión es una cárcel para nosotros, los limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por los pocos que tenemos más cerca. Nuestra tarea tiene que ser liberarnos de esa cárcel, ampliando nuestro círculo de compasión, para abarcar a todos los seres vivos y a toda la naturaleza.
  • La religión del futuro será cósmica. Una religión basada en la experiencia y que rehuya los dogmatismos. Si hay alguna religión que colme las necesidades de la ciencia esa sería el Budismo...
  • No todo lo que cuenta puede ser contado y no todo lo que puede ser contado cuenta.
  • El telégrafo sin hilos no es difícil de comprender. El telégrafo ordinario es como un gato muy largo. Pones la cola en Nueva York y el gato maúlla en Los Ángeles. El telégrafo sin hilos es lo mismo pero sin el gato.
  • En mis teorías sitúo un reloj en cada punto del espacio, pero en la vida real apenas puedo permitirme el lujo de comprarme uno para mi casa.
  • Hasta donde la ley de las matemáticas se refiere a la realidad, esta no es exacta; y cuando las leyes de la matemática son exactas, estas no se refieren a la realidad.
  • El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.
  • No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela.
  • Lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación.
  • Lo único realmente valioso es la intuición.
  • La belleza no mira, sólo es mirada.
  • Si alguien viviese como yo, las novelas románticas no habrían existido nunca.
  • Pon tu mano en un horno caliente durante un minuto y te parecerá una hora. Siéntate junto a una chica preciosa durante una hora y te parecerá un minuto. ESO es la relatividad. La gravitación no puede ser la causa de que la gente se enamore.