diumenge, 1 de maig de 2011

Tristeza


Tristeza es ese sentimiento 
que te deja el amor 
después de haberlo perdido. ...



Y como que necesito un tiempo para respirar..


¿Qué enamora a las mujeres?

Como se sabe el amor es lo más lindo que le puede pasar a un ser humano. Muchos creen que llega solo, que hay que esperarlo. Otros, que si no se lo busca jamás se lo encuentra.
Pero una vez que llega ¿sabemos mantenerlo a lo largo del tiempo?
Y si esa persona es la indicada, ¿cómo la enamoramos?
Las mujeres son una especie difícil de enamorar. Y cuando se lo logra también es una ardua tarea poder mantener ese fuego inicial. Muchas difieren en sus gustos sobre los hombres. A algunas las atrae el físico, otras se ven maravilladas por sus aspectos emocionales. Otras buscan el hombre perfecto que combine ambas virtudes.
Pero aunque el deseo entre primero por los ojos, no siempre un buen físico puede llegar a enamorar completamente a una mujer. No existe una receta perfecta, ya que cada mujer es un mundo aparte.
A veces existen mujeres a las que les gusta ser sometidas por los hombres, es decir que estos se destaquen por su estado atlético nada más, sin importar si son sensibles, caballeros, amables, etc.
Los tiempos fueron cambiando, las costumbres también. La gran mayoría busca un compañero real, que tenga proyectos en común con ella, que sean tranquilos, respetuosos, y si a eso se le suma el aspecto físico, mejor todavía.
El sexo por sí solo no funciona para convertirse en amor, pero a su vez si en la pareja no hay una buena relación en la cama tampoco funciona.
Al preguntarle a una mujer si el dinero que tiene su pretendiente influye a la hora del enamoramiento, la mayoría responde que no. En cambio, las diferencias culturales e ideológicas pueden llegar a jugar un papel determinante en una relación. Si un hombre tiene gustos y costumbres muy distintas a las de una mujer, la pareja tiende a durar poco.
En realidad la clave está en que el hombre tenga muy en cuenta a la mujer. Que ésta se sienta protegida, acompañada, que sea lo más importante que el hombre tenga en su vida.
La mayoría de las mujeres sostiene que enamorarse lleva tiempo. No es cuestión de conocer a alguien y enseguida caer rendida. Son muy pocas las que creen en el amor a primera vista, ya que si lo primero que atrae es el aspecto físico, recién después llegará el tiempo necesario para conocerlo.
Los psicólogos recomiendan no buscar la perfección en el otro. Muchas veces por esperar a la persona ideal se pierden muchas relaciones reales que pueden ser muy ricas. Por buscar al hombre perfecto muchas mujeres pasan el resto de sus vidas solas, saltando de un hombre al otro sin encontrar la satisfacción plena.
Muchas personas se conectan desde las carencias que tienen, no de la perfección.
Muchos esperan que la persona que conocen venga con una historia escrita y que se las muestre a la hora de comenzar la relación, para no llevarse ninguna sorpresa. Pero en realidad los motivos del amor son inconscientes y llevan un tiempo en concretarse. Las personas tardan un tiempo en conocerse, no hay que pretender saber todo del otro a horas de haberlo encontrado.
Enamorar a otra persona lo primero que requiere es adecuada autoestima. Lo primero es estar bien con uno mismo. Saber hacia donde apunto en la vida, saber cómo soy y lo que puedo llegar a brindar en una relación. Conocer mis propios límites y saber cuándo decir basta y cuándo continuar. En resumen, para poder enamorarse y enamorar a alguien lo primero es quererse a uno mismo.
Muchas veces el amor llega a ser perjudicial para algunas de las dos partes, sobre todo si una de ellas sigue enamorada y la otra no. Por eso lo primero es tener muy en claro cuándo se llega al límite, y no seguir jugando con algo tan delicado como el amor.
Para muchas mujeres lo esencial también se encuentra en una sola palabra: la honestidad. Ellas buscan que el hombre sea honesto, sincero, que no mienta, que sea fiel.
Muchas también detestan la palabra conquista. No les gusta que un hombre las conquiste, porque esa palabra remite a posesión. Y a ellas no les gusta ser poseídas por nadie. Lo primero que buscan es compartir, estar junto a alguien que comparta los mismos sueños.
Lo importante es que el hombre sea tal cual es. No representar un personaje que varía según mujer que tengan enfrente. Las mujeres saben apreciar eso, y en realidad lo que las enamora es descubrir a la persona en sí.
Lo que necesita la mujer es el amor. Luego vendrá el sexo, el humor, etc. Pero para muchas mujeres lo mejor que les puede ocurrir para enamorarse de alguien es el TIEMPO, darse tiempo y darle tiempo a la relación.
 

Como ama una mujer


Etapas


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida.

Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó con su trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vive más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente "revolcándose" en los porqués, en devolver el casette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente!. El pasado ya pasó.

No esperen que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender "su televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.
   

La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!, si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo 'llegó' sin ese adhesivo, por lo tanto es "costumbre" vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable! Sólo es costumbre, apego, necesidad.

Pero .... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!

Paulo Coelho

No vale la pena


No vale la pena enamorarse
que el amor te da la vida y también te la quita
cada vez que te enamoras y luego termina.

Mamá


¡¡CON TODO CARIÑO PARA TODAS LAS MAMAS!!

‎4 años:Mamá lo sabe todo; 8 años: Mamá sabe mucho; 12 años:Mamá no sabe tanto; 14 años: Mamá no sabe nada; 16 años: Mamá no se entera; 18 años:Paso de ti; 25 años: Igual Mamá esto lo sabe; 35 años:Antes de decidirme preguntaré a Mamá, no vaya a ser.; 45 años: ¿Qué pensará Mamá de esto?; 75años: ...Cómo me gustaría poder preguntarle esto a Mamá...