dilluns, 3 de gener de 2011

El amor

Y él alzó su cabeza, miró a la gente
y la quietud descendió sobre todos.
Entonces, con fuerte voz dijo:
Cuando el amor os llame, seguidle.
Aunque su camino sea duro y penoso.
Y entregaos a sus alas que os envuelven.
Aunque la espada escondida entre ellas os hiera.
Y creed en él cuando os hable.
Aunque su voz aplaste vuestros sueños,
como hace el viento del norte,
el viento que arrasa los jardines.
Porque, así como el amor os da gloria,
así os crucifica.
Así como os da abundancia, así os poda.
Así como se remonta a lo más alto
y acaricia vuestras ramas más débiles,
que se estremecen bajo el sol,
así llegará hasta vuestras raíces
y las sacudirá en un abrazo con tierra.
Como a gavillas de trigo
él os une a vosotros mismos.
Os desgarra para desnudaros.
Os cierne, para libraros de los pliegues
que cubren vuestra figura.
Os pulveriza hasta volveros blancos.
Os amasa, para que lo dócil y lo flexible
renazca de vuestra dureza.
Y os destina luego a su fuego sagrado,
para que podáis ser sagrado pan
en la sagrada fiesta de Dios.
Todo esto hará el amor en vosotros
para acercaros al conocimiento de vuestro corazón
y convertiros por ese conocimiento
en fragmento del corazón de la Vida.
Pero si vuestro miedo
os hace buscar solamente la paz
y el placer del amor,
entonces sería mejor
que cubrierais vuestra desnudez
y os alejarais de sus umbrales
hacia un mundo sin primavera
donde reiréis,
pero no con toda vuestra risa,
y lloraréis,
pero no con todas vuestras lágrimas.
El amor no da más que de sí mismo
y no torna nada más que de sí mismo.
El amor no posee ni es poseído.
Porque el amor es todo para el amor.
Cuando améis no digáis:
“Dios está en mi corazón”,
sino más bien:
“Yo estoy en el corazón de Dios”.
Y no penséis en dirigir el curso del amor
porque será él,
si os halla dignos,
quien dirija vuestro curso.
El amor no tiene otro deseo
que el de realizarse.
Pero si amáis
y no podéis evitar tener deseos,
que vuestros deseos sean estos:
fundirse y ser como el arroyo,
que murmura su melodía en la noche;
saber del dolor del exceso de ternura;
ser herido
por nuestro propio conocimiento del amor;
sangrar voluntaria y alegremente.

Khalil Gibran (1883-1931)



No he llegado hasta ti...
para ser solo un instante en tus días
No te he entregado mi corazón
para ser ...tan solo un secreto en tu vida
o convertirme en una ultima opción.

No he llegado hasta ti....
con todo lo que hago y digo,
que mis acciones tienen un motivo,
que es poder pasar el resto de mis días
......Junto contigo.....

No he llegado hasta ti....
para ser solo parte de tus sueños,
ni para que yo solo pueda tenerte en los míos,
quiero disfrutar de todos los amaneceres
......Junto contigo.....

He llegado hasta ti....
dejando atras dudas y miedos,
he ido trazando mi camino
pues tengo claro cual es mi destino,
compartir mi vida y mis sueños
......Junto contigo.....

Bésame




Quiero que me des un beso,
Ser el centro en tu mirada,
Y que todos tus te quieros,
Se me claven como espadas.

Quiero que sueñes conmigo,
Que me prestes tu cariño,
Que nunca me des olvido,
Que por mí sean tus suspiros.

Así sabré que tu me quieres,
Y que en noches de luna llena.
Aunque estemos separados,
Los dos miramos la misma estrella.

Así sabré que tu me amas,
Suenan cantos de sirena,
Abrazados siempre juntos,
Junto al fuego de una candela.

Bésame quiero sentir labio con labio,
Abrázame,
Quiero abrigarme en tus abrazos,
Bésame,
Quiero sentir labio con labio,
Abrázame,
Así cobijarme en tu regazo.

Quiero que me des un beso,
Que me haga subir al cielo,
Tan ardiente en el reflejo,
Del volcán de mis deseos.

Quiero que me des un beso
apasionado y muy risueño,
Silencioso y cariñoso,
Y que me haga subir al cielo.

Así sabré que tu me quieres,
Y en noches de luna llena,
Aunque estemos separados,
Los dos miramos la misma estrella,

Así sabré que tu me amas,
Suenan cantos de sirena,
Abrazados siempre juntos,
Junto al fuego de una candela

Bésame quiero sentir labio con labio,
Abrázame,
Quiero abrigarme en tus abrazos,
Bésame,
Quiero sentir labio con labio,
Abrázame,
Así cobijarme en tu regazo.

 
Un altre 3  :)***
 
 NOS DEJAMOS LLEVAR POR LA MÚSICA.CADA CANCIÓN ES ÚNICA.
ELLA NOS UNE EN LA DISTANCIA,ELLA JUNTA NUESTRAS EMOCIONES
Y CREA UN LAZO INVISIBLE QUE NOS ACERCA.
ELLA HABLA POR NOSOTROS. NO HAY PALABRAS MUCHAS VECES PARA DESCRIBIR LO QUE SENTIMOS, EN CADA MOMENTO QUE VIVIMOS JUNTOS,PERO SÍ CANCIONES,ENTONCES DEJARÉ QUE ELLAS HABLEN POR MI.








 

Besos


Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.


¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaron sé de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos... vibró un beso,
y qué viste después...? Sangre en mis labios.

Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Gabriela Mistral.




Esta noche



Esta noche
antes de cerrar mis ojos
antes de irme a soñar
con tus besos y tus caricias
pude contemplar el cielo
que estaba lleno de estrellas
y en cada una de ellas
pude encontrar una razón
para seguirte amando
para seguirte adorando
como jamás lo puedas imaginar.

Cuando llegué a mi cama
y mi cuerpo en ella estaba
anhelé tu presencia
renegando por tu ausencia
añorando tenerte cerca
y mi amor en tu cuerpo desplegar.

Acaricié mi almohada
imaginándote en ella
deseando que en el lugar
donde te encuentres
me pienses
como te pienso yo a tí
me extrañes
deseando estar conmigo
y hacer de esas estrellas
testigos de nuestro amor
la añoranza
la pasión
y la entrega
que en nuestras vidas
se impregnan
deseando con tanta devoción
entregar nuestros cuerpos
a esa bella ilusión.

Cierro mis ojos
y en mis sueños
te encuentro
siendo dueño
de todos mis antojos
siendo dueño
de mi cuerpo
y de mi alma
logrando convertir
mi desespero
en paz, en calma
haciéndome mujer.

Esta noche...
fue definitivamente Nuestra!!

 
http://www.facebook.com/home.php#!/pages/Mi-Rincon-de-Poesias/151011454918247