diumenge, 31 de juliol de 2011

3/ Sentimientos del Heroe


  El día había sido largo, agotador, suspiraba por llegar a casa, y al mismo tiempo tenia un temor irracional, a hacerlo, aun ahora, pasadas las horas, temía  el momento de encontrarse con Gonzalo, buscaba en su mente una excusa, para subir a su habitación, sin pararse, en lo que para ella era el mejor momento del día, compartir mesa, y una charla la mayoría de las veces intrascendente con Satur, con Alonso, pero sobre todo con su cuñado, le permitía observarle, cuando el no la miraba, admirar su bello rostro, el movimiento de sus manos, su amado cuerpo, pero esta noche se sentía incapaz.Por eso y sin tomar conciencia de lo que hacia, inmersa en sus pensamientos, tomo el camino del lago.


Acababa de salir de la escuela, había sido incapaz de concentrarse en sus alumnos, no podía dejar de sentir la piel de Margarita en sus labios, el influjo de sus estremecimientos bajo las caricias de su boca, no la había visto esa mañana, la añoró, pero en el fondo, lo agradecía, no hubiera sabido como enfrentarse a ella, con los recuerdos de la noche, exhalando por cada uno de los poros de su cuerpo. Llego a casa, y sin mediar palabra hizo lo único que en ese momento, en esta como en otras parecidas ocasiones, se sentía capaz de hacer, cuando sus sentimientos pugnaban por salir, por mostrarse mas allá de la razón, enfundarse el traje del héroe, ( de lagarterana según Satur) y salir a recibir la fresca brisa de la noche…….Esta noche,  incapaz de mitigar la quemazón, el ardor que recorría todos y cada uno de los rincones de su cuerpo.Sin apenas darse cuenta, se encontró frente al lago.

Ese paraje y sus recuerdos de ella, los momentos felices pasados a su amparo, que junto con el amor infinito que siente por Margarita, fueron un día atados y amordazados, encerrados en el fondo mas profundo  de su alma, que durante años, intento ignorar, y casi lo consiguió, ahogado por la rutina del día a día Y ahora, siente como rompe sus ataduras, libera su mordaza, despues de años de estar amarrado, y se abre paso, hacia la superficie, aniquilando cualquier atisbo de razonamiento en contra, inundando cada una de las celulas de su cuerpo.

Descabalga y ata su caballo, al abrigo de miradas indiscretas, se deja caer , tumbado sobre la fina hierba, su mirada perdida en el infinito, sin ver nada de la belleza que le rodea, aspirando el aire de la noche, con fuerza, como si todo el aire del mundo, no fuera capaz de llenar sus pulmones, intenta, pero no puede, hacer callar la voz que resuena en su interior, LA AMAS si, mas que a tu propia vida,¿ pero como le explicaras?, Que no eres la persona que ella cree, Que la furia y el horror imperan una parte de tu vida, que tus manos están manchadas de sangre, que el conocimiento de tu secreto, pondrá en peligro su vida, y la de todo lo que tengáis en común, incluido la tuya propia.¿ Como?
Quieres mas, pero ¿LO LOGRARAS? ¿Serás capaz de vencer tus miedos, tus medias verdades? ¿ de quitarme la mordaza? ¿O seguirás siendo un cobarde  enfundado en tu traje de héroe?, en un acto reflejo, tapa sus oídos con sus manos, en un intento vano de dejar de escuchar esa voz, que le enfrenta a la realidad, su realidad, ello le impide escuchar los pasos, que suavemente se acercan, que al verle, se arrodilla junto a él, y con sorpresa observa su mirada perdida, llena de desesperación y amargura, y en un gesto de infinita ternura acaricia su frente, tratando de mitigar tanto dolor, como adivina. El solo puede salir de su pesadilla convertida ahora en un sueño, la abraza,  recostándola sobre su pecho, sintiendo el calor que emana de su cuerpo,  aspirando el dulce aroma de su piel, La abraza,  tratando de olvidar, todo lo que había sentido, hace tan solo unos instantes, sin ganas de nada, ni pasado, ni futuro, solo de seguir así,  largas horas abrazados.
Margarita se deja llevar por la ternura de su abrazo, y queda quieta sin apenas atreverse a respirar, la abraza y su mente no puede evitar volar, hacia la ternura de otros brazos, Gonzalo, pronuncia sin abrir sus labios, se estremece ante el recuerdo, tan iguales …..Rechaza el pensamiento, y se deja adormecer entre los brazos del Aguila, sintiendo la calidez de su pecho, de sus manos, bajo el suave amparo de su capa.

Abre los ojos, amanece, sin abandonar su cálido refugio, entre los brazos del Héroe,  levanta un poco la cara y  deposita un beso sobre la fina tela que cubre sus labios, sin cruzar palabra, se levanta y se aleja, saboreando ese encuentro, furtivo, prohibido, casi perfecto.

La sigue con la mirada, se aleja, él solo puede sentir, el inmenso vacío que dejo en su pecho, y el surco ardiente dejado por una lagrima al sentir su beso.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada