dissabte, 22 d’octubre de 2011

Jardins Artigas

Jardins Artigas (vista general)

Sólo superada por Barcelona, la Pobla de Lillet, una pequeña localidad del centro de Catalunya, es el segundo municipio con más obras de Gaudí: los Jardines ca l'Artigas y el Chalet de Catllaràs.  Magníficos jardines diseñados por Gaudí en 1903, a petición de Joan Artigas Alart.
Como en sus obras arquitectónicas, Gaudí diseñó estos jardines basándose en las estructuras y formas naturales y logró una simbiosis entre la arquitectura y la naturaleza.

Cabe destacar la simbología siempre presente en la obra gaudinista. En esta ocasión, cuatro esculturas de piedra -un toro, un león, una águila y un ángel actualmente desaparecido-, situadas en cruz, representan a los cuatro evangelistas.
Gaudí hizo un primer viaje en el año 1902 para seguir la evolución de las obras de Retrato de Joan Artigas i Alart (Coleccion Rosario Costa Artigas) construccion del chalet del Catllaràs. Este chalet era un encargo hecho a Gaudí por Eusebi Guell y Bacigalupi (Conde de Guell y mecenas de Gaudí).
Artigas, que era amigo de Guell y propietario de una fabrica textil, que conocia el trabajo de Gaudi en el Park Guell que entonces estaba en construcción, queria hacer un jardin junto a su fabrica en ambas orillas del rio Llobregat y cerca de su nacimiento, que atravesaba su finca. Artigas se enteró de la estancia del arquitecto en La Pobla y le hizo llegar una peticion de que lo recibiera.
El hecho es que en un posterior viaje de Gaudí a la Pobla, Artigas envió una tartana a recogerlo a la estacion de Ripoll y alojó al arquitecto en su casa.
Artigas pidió a Gaudí unos bocetos del jardin. Tras esta estancia en La Pobla de Lillet, Gaudí volvió en Barcelona y ......


En la primavera de 1903, cuando Gaudí ya había empezado las obras del Park Güell, el fabricante textil Joan Artigas le encargó el diseño de unos jardines en sus terrenos de 4 hectáreas que abarcaban una parte del curso alto del río Llobregat. Debido a la situación geográfica de los jardines, éstos pasaron desapercibidos hasta 1971,cuando R. Bonamusa, corresponsal del periódico "El Correo Catalán" descubrió su existencia después de hablar con un albañil que de joven había trabajado en las obras. La referencia a la Vall de Lillet no levantó interés hasta tiempo después, gracias a la reproducción de los planos del jardín por parte de un estudiante de la Real Cátedra Gaudí.

Gaudí diseñó este jardín pero no dirigió las obras personalmente; envió a La Vall de Lillet a un albañil del Park Güell, que construyó la gruta situada cerca de la entrada. El resto de las obras fueron realizadas por la empresa del contratista Juan Riu, que siguió los planos y diseños de Gaudí. El arquitecto solo necesitó dos días de reconocimiento del terreno para luego idear el jardín.

Puede detectarse un paralelismo entre los Jardines Artigas y el Park Güell, aunque entre ambos existen numerosas diferencias. La más importante: el agua. Mientras el parque de Barcelona es seco, en la Vall de Lillet el protagonista es el río, que dibuja y determina el entorno y la vegetación. El jardín dispone de balaustradas, puentes y miradores desde donde admirar el constante fluir del agua. Frente al alegre colorido del "trencadís" del Park Güell, los jardines Artigas anteponen la piedra y los verdes naturales de árboles y arbustos.




El chalet de Catllaràs (1905), la otra obra de Gaudí en La Pobla de Lillet.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada