dijous, 15 de setembre de 2011

Caminando por la vida


Se comprensivo con el joven,
compasivo con el anciano,
agradable con el oponente,
y tolerante con los que piensan de otra manera.

Si sientes que todos están en tu contra,
recuerda que los aviones se elevan en contra del viento.

Recuerda que la felicidad esta
a lo largo de todo el camino,
y no solo al final.

Comparte con quienes amas
los momentos en los que aun te quede energía.
No le des los despojos de tu vida.

No dejes de reír al envejecer,
mas bien envejeces al dejar de reír.

Quien te quiera realmente,
jamás se interpondrá en tu camino…
a menos que vayas cayendo cuesta abajo.

Los buenos modales son como el 0 en aritmética:
Acaso no representen mucho por si solos,
pero pueden aumentar considerablemente
el valor de todo lo demás.

La madurez es aquella edad
en la que uno
ya no se deja engañar por si mismo.

se lo que quieras ser
ve a donde quieras ir
soña y viví caminando por la vida.


La valentía no es el roble majestuoso
que ve como van y vienen las tormentas;
es el frágil botón de una flor
que se abre en la nieve.

Los demás podrán dudar de tus palabras,
pero con seguridad,
creerán en tus hechos.

La música limpia el alma
del polvo cotidiano.
Trata de escucharla
por lo menos al final del día,
así disfrutaras de un dulce sueño. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada