diumenge, 21 d’agost de 2011

Lágrimas

Todavía lloramos. Y qué bueno que así sea. Las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente.
En esta confesión de franqueza humana se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada.
Y, cuando esto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar. Hay lágrimas de dolor, lágrimas de amor, lágrimas de alegría incontenible, lágrimas de tristeza, lágrimas silenciosas de paz y de ternura lágrimas de gratitud por un elogio realizado en el momento preciso, lágrimas de esperanza, lágrimas de inocencia.
Pero también hay lágrimas de vergüenza, de necedad, de desafío, de chantaje, de egoísmo por no haber conseguido lo que se quería.
Hay quien llora por cualquier cosa y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar era la única cosa decente que podía hacerse.
Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava:
Un monumento a la persona que todavía llora por amor y que además no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble.
De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona …y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo..

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.

 
LLORA SI QUIERES LLORAR
 
Llora si tienes ganas de llorar...
¡No reprimas ese caudal de lágrimas
amargas!...
Déjalas correr libres, que laven
las heridas para que puedan sanar....
Llora si tienes ganas de llorar...
Pues asi lavarás caminos hóstiles,
que se han cubierto del estiércol
de sentimientos viles...
¡No ahogues ese llanto que te oprime el pecho!
Pues la hacerlo te haces daño y evitas regar
el sendero para que florezca de nuevo
las esperanzas e ilusiones perdidas....
Cuando sientas que todo ha fallado,
cuando sientas que la tristeza y nostalgia
te embargan....
Cuando sientas que el dolor es inmenso...
Y que ya no puedes mas...
¡Llora si quieres llorar!
¡Grita si quieres gritar!....
Deja escapar todo eso que tanto mal
te ha causado....
Pero luego sacude tu cabeza,
respira profundo, y ensacha el pecho...
Y sigue por la vida en pos de los sueños....
Pues esas lágrimas vertidas fertilizarán
tus anhelos....
¡Llora si sientes deseos de llorar!
Pues el dolor te puede ahogar
e impedir que sigas viviendo.... 
 
Desconozco el autor


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada