diumenge, 14 d’agost de 2011

El maestro Takuan (Osho)


De mi alma a tu alma (I shin den Shin) la forma de transmisión del Zen. Si usted no escucho hablar de Takuan es porque no conoce la cultura japonesa.

Takuan es también el nombre de un pickle de nabo, que se le atribuye a este maestro Zen, que se come en todo el Japón y en el exterior, si ustedes van al barrio chino y piden Takuan, le darán este pickle.

Takuan es el más famoso de los monjes de la historia japonesa, también llamado Osho, que es una forma de respeto, en lenguaje japonés.

Su maestría con el bastón y las artes marciales era legendaria. Una vez, en la montaña Atago, un guerrero le confiesa no poder subir a caballo al galope y  le  dijo que  él si podía, ante  los ojos
azorados de el guerrero, se lanzó al galope y subió y bajo con toda facilidad, el guerrero había perdido el habla.

Aquí no hay jinete arriba ni caballo abajo, siendo así, el hombre y el caballo son uno solo.

Ni que hablar en una época, donde se hacían largas marchas a pie, en territorios con ladrones peligrosos, pobres de aquellos que intentaran atacar al monje Osho, takuan.

Ante un ataque, surgía un relámpago que no daba tiempo a ninguna reacción de expertos y violentos espadachines.

Es muy gracioso cuando Takuan cura una enfermedad mental con un poema,

El enfermo es un noble guerrero, uno de los mejores espadachines del Japón, y Osho lo trata de loco, como era su condición.

El guerrero le dice que salga al jardín que va a cortarle el cuello de un solo tajo, y Osho le dice que, bueno que el con su bastón, le hará pedazos, la cabeza, pero en el camino lo desafía y confunde, y le dice que por más que el sea famoso espadachín, el como monje , podría acabar con 200 o 1000 de su condición, y le dice que el no vale lo suficiente como para cruzar su espada con la suya, y le dice que lea un poema que había escrito, que decía:

No te quedes de pie,

No vayas atrás ni adelante no te sientes. Sabiendo o no sabiendo la victoria y la derrota.

El guerrero lo leyó, y le decía Takuan   ¿Lo entiende o no? Pero el hombre no le encontraba ni pies ni cabeza.

Quedó perplejo durante días y, en realidad, era parte de una iniciación, no basada en palabras, y transmitida al margen de la escritura y que apunta directamente a la mente del hombre y que le hace comprender

Empezó a recobrar la cordura y pregunta a su sirviente por el monje, el sirviente le dice que es un monje terrible que no hace mas que decir cosas terribles y beber sake.

El guerrero sorprendido saluda a Takuan, con un gesto de respeto y gratitud, viendo de otra forma la vida dice que donde hay pasión maligna hay iluminación.

Dice que la gente normal es demasiado ignorante, para saber mucho sobre las cosas.

Tener dudas es una tontería, muchos tontos creen fácilmente en todo, y por ello pueden llegar a saber, por el contrario los medio sabios, tienen difícil llegar a saber cualquier cosa porque no creen fácilmente.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada