diumenge, 27 de març de 2011

Estatuas Buda

El Buda de Ushiku, en Ushiku, Japón. De 120 metros de altura, es considerada la estatua más alta del mundo; aunque 10 metros corresponden a un pedestal y otros 10 a un segundo podio en forma de flor de loto, habitual en las figuras de Buda. Construida con acero y bronce, fue inaugurada en 1995. Para hacerse una idea de su tamaño: los dedos de la mano miden más de siete metros cada uno con un peso superior a las 4.000 toneladas.


Es la estatua de piedra de Buda más grande del mundo. Está tallada en un risco en Leshan, provincia de Sichuan al sudoeste de China. Mide 71 metros de altura y tiene más de 1.200 años de antigüedad. Comenzó a construirse en el año 713 con objeto de que la presencia del Buda aplacara las aguas turbulentas de tres ríos que confluyen en las cercanías. Se terminó 90 años después y ciertamente las aguas se tornaron mansas, dicen que como consecuencia de que el material extraído para esculpir la estatua se depositó en el lecho de los ríos cambiando su cauce.
 La agencia china Xinhua informa que la estatua va a ser sometida a un análisis geológico mediante un radar, que detectará si en su interior hay algún deterioro oculto. Los trabajos de conservación y restauración comenzaron en 2001 y su coste será de unos 30 millones de dólares.
La estatua gigante de Buda fue incluida en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO en 1996.




Tōdai-ji gran templo oriental), es un templo budista que se encuentra en Nara, Japón. Alberga una estatua gigante del Buda Vairocana (llamado dainichi en japonés; significa "Buda que brilla a lo largo del mundo como el sol"), conocido simplemente como daibutsu (Gran Buda), al igual que otras grandes figuras de Buda en Japón. El templo también sirve como los cuarteles japoneses de la escuela Kegon del budismo. Aun habiendo sido reconstruido 2 veces por causa de incendios provocados por la guerra siendo así un 33% más pequeño que el original, ostenta el record mundial siendo la construcción de madera más grande del mundo.

Los ciervos sika, protegidos oficialmente como tesoros nacionales y considerados como mensajeros de los dioses por el sintoísmo, vagan por el terreno libremente. Son utilizados como reclamo turístico y se les puede alimentar, previa compra de una especie de obleas que venden dentro del recinto, por lo que no muestran ningún temor hacia las personas.
 Es el edificio principal del templo de Tōdai-ji donde se encuentra el gran buda. Es una enorme estructura de madera de 56 × 50 × 50 m, que alberga en su interior la estatua de Buda. Uno de los pilares que sostiene el edificio tiene un agujero en su base. Los visitantes intentan pasar por el agujero, que tiene las mismas dimensiones que los orificios de la nariz del Buda. La leyenda dice que aquel que pase será bendecido con la iluminación. Los niños no suelen tener dificultades en pasar, pero los adultos a veces se atascan y necesitan ayuda para salir.



El Buda gigante de Kamakura es una estatua de bronce de Amida Buda y se encuentra en los terrenos del templo de Kotokuin. Tiene una altura de 13.35 metros y es la segunda estatua de Buda más grande de Japón. (La más grande se encuentra en el templo de Todaiji en Nara).

La estatua data de 1252 y originalmente se encontraba en el interior del templo. Pero en el siglo XV un tsunami derribó el edificio y desde entonces el Buda se encuentra al aire libre.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada