diumenge, 13 de setembre de 2015

Vida


No dejes escapar así de fácil los días, lo creas o no, todos tienen algo de increíble, de mágico.

 Todos son, de alguna forma, una oportunidad de hacer algo bien, bueno, más bien diría que un montón de oportunidades y todas irrepetibles e irremplazables.

 No habrá otro día como hoy, ni otro momento como ahora, o lo aprovechas, o lo pierdes, como casi todas las cosas importantes en la vida.


 Si, hablo de los días como del tiempo, porque “día” es la forma que tenemos de llamar al tiempo necesario para despertar, tomar algunas decisiones y decidir si vamos a sacarle partido a cada hora, minuto y segundo del tiempo que estemos despiertos… ¡VIVOS!


Así que ya lo sabes, deja la pereza a un lado, y las dudas, los “no puedos” y los “mañanas”, deja a un lado todo lo que este frenándote y toma ya la decisión de comerte los problemas, baila con los buenos ratos, enamórate aunque duela, haz un viaje en coche y procura estar atento a lo que pasa a tu alrededor, no mirando la pantalla de una cámara, porque las únicas fotos que merecen la pena no se hacen con una maquina, si no con la memoria, con el sonido de los besos y los flashes de las miradas.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada